El Barco de Ávila recupera el fútbol base doce años después

Alevines y cadetes vuelven a las ligas regionales.

El Barco de Ávila ha emprendido una decidida apuesta por fomentar el fútbol base, algo más de una década después de alinear a sus últimos equipos en estas categorías.

 

Contar con niños en edades comprendidas en los intervalos que marcan las autoridades federativas ha significado un importante acicate para comprometerse con las ligas federativas regionales en las que juegan.

 

Alevines y Cadetes han comenzado ya sus ligas, contando desde la primera jornada con el decidido apoyo de las autoridades locales y la entusiasta presencia de familiares y docentes.

 

Desde El Barco de Ávila señalan que la crisis demográfica que tan negativo impacto tuvo en nuestra región contribuyó a la desaparición de los equipos juveniles que tantos éxitos habían conseguido en décadas anteriores, como cuenta Félix Ernesto Chapinal, entrenador y responsable de los primeros equipos femeninos allá por finales de los 90 y actual preparador de los nuevos alevines de El Barco de Ávila: "en aquellos años, llegaron a jugar cerca de 90 futbolistas de ambos sexos, y se lograron algunos ascensos de categoría".

 

Las normas federativas permiten equipos mixtos hasta la categoría infantil, por lo que los alevines de El Barco cuentan con la brillante aportación de algunas jugadoras.

 

Para esta localidad el futuro futbolístico "se presenta, cuando menos, esperanzador", pues los niños en pre-escolar formaron hace unos meses un equipo de "chupetines" que ya ha jugado su primer partido.

 

 

Noticias relacionadas