El Barco de Ávila pone en valor la literatura con el programa “Presenta Libro”

Durante las próximas semanas, el espacio cultural de la localidad acoge la presentación de varias novelas. Todas las citas son a las 20.30 horas.

El concejal de Cultura de El Barco de Ávila, Víctor Morugij, reitera el compromiso del Ayuntamiento “con el fomento de la lectura y con el apoyo a los libros, en su vertiente más clásica, en una época en la que hay otras fórmulas de acceder a la literatura”.


El programa “Presenta Libro” llega al espacio cultural de la localidad de la mano de varios autores, cuyas ediciones son muy variadas, “por lo que tendremos la oportunidad de adentrarnos en mundos muy diversos de la mano de los propios escritores”, ha dicho Víctor Morugij.


El día 16 de agosto es el turno de Andrés Sorel con sus “Antimemorias de un comunista incómodo”. Del relato de la vida de Andrés Sorel sin duda puede surge un libro muy interesante. Segoviano de nacimiento, ha pasado la mitad de su vida en la clandestinidad o en el exilio durante la dictadura franquista. Políticos, escritores, luchadores por la libertad, franquistas, miembros de ETA, a todos ha visto, conocido y tratado Sorel, testimonio de una época que parece haber quedado atrás pero sin la cual sería imposible entender lo que somos.


El relevo lo toma el día 22, Fernando Flores con su novela “El pañuelo del coronel Rosales”. Una novela que además se ambienta en la serranía de Gredos así como también en la Villa y Corte de Madrid como escenarios principales donde se desarrolla la trama, apareciendo también otras localizaciones como Valladolid o Ávila, y que refleja la división de España entre liberales y realistas y las numerosas partidas de antiguos guerrilleros de la Guerra de Independencia que se levantaban en uno u otro sentido por toda la geografía.


Cierra el ciclo, la abulense Begoña Ruiz que presentará su primer libro el día 29. “Las montañas azules” es una obra en la que mezcla la realidad y la ficción para componer una historia que habla, sumando la denuncia al testimonio, del sometimiento al que las mujeres vivieron a principios del pasado siglo en nuestro país, especialmente en el mundo rural.