El Barco de Ávila lleva a Intur un concepto transversal del turismo

El municipio del Valle del Tormes cuenta con muchos atractivos y muy variados puntos de interés, aunque sin duda uno de los más importantes es su riqueza medioambiental.

- El Barco de Ávila es una localidad y un municipio español situado en la provincia de Ávila, comunidad autónomade Castilla y León.

 

- Forma parte de la comarca de El Barco de Ávila-Piedrahíta, y está situado en el valle del Tormes. Es la cabecera de la comarca natural del Alto Tormes.

 

- Situado en el suroeste de la provincia de Ávila, relativamente cerca de la frontera con las provincias de Salamanca y Cáceres, limita con los términos de La Carrera, El Losar del Barco, San Lorenzo de Tormes y Navatejares.

 

- El municipio cuenta con un una población de 2.576 habitantes (INE 2015).

 

- En la novela 'Por quién doblan las campanas', de Ernest Hemingway, aparece un personaje llamado Anselmo, que dice ser de El Barco de Ávila.

 

FERIAS Y FIESTAS

  • Fiestas de Santiago o de los Quintos: incluyendo el 25 de julio -día de Santiago-, se celebran durante el fin de semana anterior o posterior (cuatro días).
  • Fiestas en honor a San Pedro del Barco: durante cuatro días alrededor del 12 de agosto -día de San Pedro-.
  • Fiestas en honor al Santísimo Cristo del Caño: Primer domingo de septiembre y sábado y viernes anteriores. Fiestas patronales.

 

 

El turismo es uno de los pilares económicos de la localidad de El Barco de Ávila y de la comarca a la que pertenece. Desde la incursión del turismo rural como una nueva fórmula turística, este municipio abulense no ha dudado del potencial de su entorno y su historia para conseguir atraer visitantes, cuya presencia revierte en sectores del municipio como el comercio y la hostelería.

 

Por ello los atractivos turísticos de El Barco de Ávila serán un engranaje importante de la maquinaria turística que acompañará a la Diputación Provincial durante la celebración de la Feria Internacional de Turismo de Interior (INTUR) que abre sus puertas este jueves en Valladolid y se prolongará hasta el domingo.

 

 

Desde el Ayuntamiento de El Barco de Ávila, y en la figura de su portavoz y responsable de Turismo, Víctor Morugij, entienden el turismo como una acción trasversal que incluya también cultura, deporte o gastronomía. Consideran que es un recurso básico en el desarrollo económico del municipio ya que su auge genera también el asentamiento de población y la generación de actividades paralelas.

 

Y es que este bonito municipio del Valle del Tormes cuenta con muchos atractivos y muy variados puntos de interés, aunque sin duda uno de los más importantes es su riqueza medioambiental.

 

 

El Barco de Ávila cuenta con un entorno privilegiado, y en un estado de conservación envidiable, que se une a un rico patrimonio cultural e histórico. Constituye un conjunto histórico que conserva elementos urbanos y edificios significativos de gran interés, algunos los cuales gozan de la declaración de bien de interés cultural como Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y el Castillo de Valdecorneja, así como las murallas y la Puerta del Ahorcado.

 

 

Ayuda la disposición del Consistorio, que procura programar actividades lúdicas, festivas y culturales de todo tipo en los periodos de posible mayor afluencia de turistas, que les permitan no sólo pasear y disfrutar de la tranquilidad y la naturaleza, sino también formar parte de la vida del pueblo.

 

La oferta es para todos los públicos, por eso consideran tan importante darse a conocer en citas como INTUR, para que la gente conozca los recursos con los que cuentan. Es un lugar perfecto para las familias, ya que tanto niños como mayores encuentran algo que les pueda encajar.

 

 

Un hueco especial encontrarán también los amantes de la gastronomía y las tradiciones, con sus famosas Judías de El Barco y el Museo dedicado a esta legumbre. Es también un destino perfecto para los aficionados al esquí, por su cercanía a la estación de La Covatilla de Béjar, y todos aquellos interesados por la naturaleza no pueden dejar de visitar El Barco de Ávila en fechas como las actuales, por ejemplo, por su riqueza micológica.

 

Desde el Ayuntamiento saben que los recursos, por muy buenos que sean, no se explotan solos, y han logrado que la oficina de Turismo esté abierta los 365 días del año brindando no sólo información de El Barco de Ávila sino también de la comarca. El Museo de La Judía también abrió sus puertas todos los fines de semana y entre semana a aquellos grupos que lo solicitaron.

 

 

Muchas son las actividades que se han programado a lo largo de este año y que seguirán haciendo durante 2017, año en el que se instalarán carteles de información en los edificios y construcciones más singulares de la villa, y se trabajará la posible habilitación de la Puerta del Ahorcado para visita de todos los que se acerquen a El Barco de Ávila.

 

El actual equipo de gobierno acude a INTUR con el objetivo de posicionar al municipio entre los destinos turístico más destacados de la provincia de Ávila y Castilla y León.

 

 

Consideran su presencia en esta feria como una acción más que se suma a otras plataformas publicitarias como las redes sociales, aunque están convencido de que lo mejor para darse a conocer es "hacer bien los deberes día a día", esto es, programar actividades durante todo el año para barcenses y turistas, implementar medidas para mejorar la accesibilidad y para ofertar instalaciones modernas… "En definitiva, hacer política para que nuestro pueblo sea visitable, y sobre todo, que las visitas se repitan. El boca a boca es una promoción estupenda".

 

El Barco de Ávila no es solo un municipio precioso, con historia y con una naturaleza envidiable. Es también un pueblo acogedor, donde el turista no se siente fuera de lugar y donde todo el mundo es bien recibido. Si a ello sumamos el resto de encantos físicos de este pueblo, el resultado de la ecuación es perfecto.

 

 

Noticias relacionadas