El Barcelona 'toma' Madrid y se regala el 'Clásico' por Navidad

Xavi Pascual le ganó la partida a Pablo Laso en ambas canastas dejando al descubierto las vergüenzas de un Madrid que nuncs estuvo en el partido.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (14), Llull (12), Maciulis (11), Reyes (9) y Ayón (6) -cinco inicial-- Carroll (13), Thompkins (4), Taylor (11), Hernangómez (-), Doncic (-), Nocioni (3) y Ndour (1).

  

FC BARCELONA LASSA: Satoransky (16), Navarro (12), Perperoglou (-), Doellman (17) y Tomic (11) -cinco inicial-- Ribas (15), Samuels (13), Lawal (-), Oleson (2), Vezenkov (5), Eriksson (-).

  

PARCIALES: 23-25, 21-25, 14-24 y 26-17.

  

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Calatrava y Manuel. Eliminaron por faltas a Tomic (min.40) y Satoransky (min.40).

  

PABELLÓN: Barclaycard Center. 13.149 espectadores.

El FC Barcelona Lassa se adjudicó el primer Clásico de la temporada tras batir (84-91) con más comodidad de la esperada al Real Madrid en el Barclaycard Center, en un partido dominado de principio a fin por los de Xavi Pascual, que se sobrepusieron a las bajas con una actuación coral liderada por Tomas Satoransky y Justin Doellman.

  

No hubo la igualdad esperada en el partido más esperado. El equipo de Pablo Laso llegaba al alza tras su irregular inicio y esperaba confirmar en este partido su mejoría, pero quedó maniatado por la mejor defensa de la Liga Endesa y lastrado por la floja actuación de casi todos sus mejores jugadores y por el acierto rival que agujereó su defensa sin compasión.

  

es que los azulgranas tuvieron porcentajes altísimos en tiro y contaron con un Satoransky capaz de anotar (16), rebotear (7), asistir (6) y defender como gran líder. Junto a él, sobresalió el elegante Justin Doellman (17 puntos sin fallo), mientras que el físico de Samardo Samuels, Juan Carlos Navarro y Pau Ribas también pusieron su granito de arena. Sin embargo, el Barça no decantó la balanza hasta su gran tercer cuarto (14-24), que le sirvió para coger una renta inalcanzable para su gran rival.

  

Pese a sus últimas actuaciones en el Barclaycard Center y a las dos importantes bajas de Carlos Arroyo y Alex Abrines, el FC Barcelona Lassa salió con las ideas muy claras y bajo la batuta de un Satoransky que aportó en todos los lados y fue un quebradero de cabeza para Pablo Laso, que no encontró la fórmula para detener su impacto en el juego de ambos equipos.

  

El checo aprovechó su superioridad física para hacer daño a Sergio Rodríguez en los dos lados de la pista y permitir que su equipo fuese el que comenzase mandando, bien apoyado por la pareja Tomic-Doellman. El equipo madridista no estaba 'fresco' en ataque, pero encontró la respuesta en una de sus armas favoritas. Cuando los azulgranas más asentados estaban (11-20, min.9), cuatro triples seguidos, dos de Maciulis y dos de Carroll, dieron la vuelta al marcador (23-22).

  

Sin embargo, la alegría no duró demasiado. Ribas, sobre la bocina, devolvía con un triple la delantera a los suyos, que de nuevo empezaron mejor el segundo cuarto, en esta ocasión gracias al trabajo de un 'secundario' como Samuels. Ocho puntos del pívot jamaicano permitieron al Barça mantener la delantera, pero el triple era el recurso blanco ante sus problemas ofensivos (8/15 al descanso) para seguir enganchado al Clásico.

  

El equipo de Xavi Pascual controlaba bien a Gustavo Ayón, desacertado en ataque, y siempre encontraba a un jugador para aportar. En el tramo final del segundo periodo fue a su capitán, Juan Carlos Navarro, que enderezó su discreto partido hasta entonces con siete puntos, entre ellos un triple también sobre la bocina, para dejar al conjunto catalán con cierta comodidad por delante al descanso (44-50) y, quizás más importante, con mejores sensaciones y mucho acierto (67 por ciento en tiros de dos y de tres).

 

EL BARÇA DECIDE TRAS EL DESCANSO

  

La reanudación no trajo buenas noticias para los de Laso. El Barça seguía fino en ataque y los triples dejaron de entrar (0/5 en este cuarto y 2/12 entre los dos últimos), lo que provocó que se encendieran de verdad las alarmas para el campeón de Europa, enredado en el poderoso físico en defensa que oponían los de Xavi Pascual, cuyo único problema entonces eran las tres faltas de un Doellman que le ganaba la partida a Reyes y Thompkins.

  

El equipo azulgrana superó la decena de puntos de ventaja en el marcador (48-59, min.25) y, pese a un amago de reacción madridistas, volvió a tirar de Satoransky y, sobre todo de Doellman, para comenzar a pensar en llevarse el 'clásico'. Dos '2+1' consecutivos del de Cincinnati y de Navarro pusieron muy arriba a los visitantes (52-67, min.27). Los locales se desesperaron y quedaron abocados a un cuarto final de tintes épicos para hacerse con la victoria (58-74, min.30).

  

Pero esto no sucedió. El Real Madrid continuó inmerso en su atasco ofensivo y encontró el milagro atrás para ni siquiera inquietar a un FC Barcelona que supo gestionar sin demasiados problemas su gran ventaja. Hubo un intento final de los de Laso con dos triples seguidos de Taylor (70-81, min.36), pero sólo sirvió para, en un tenso final, 'maquillar' el marcador.