El Barcelona mantiene su buena racha ante el Eibar

Messi (Foto: E. P.)

 El FC Barcelona ha vencido este domingo de manera contundente al Eibar en Ipurua (0-4), en la vigésima octava jornada de la Liga BBVA, en una nueva exhibición de Leo Messi, que marcó el segundo y el tercer tantos en la cuenta del equipo catalán.

El FC Barcelona ha vencido este domingo de manera contundente al Eibar en Ipurua (0-4), en la vigésima octava jornada de la Liga BBVA, en una nueva exhibición de Leo Messi, que marcó el segundo y el tercer tantos en la cuenta del equipo catalán cuando más dominaba el conjunto armero, con lo que el cuadro azulgrana suma ya 36 partidos consecutivos sin conocer la derrota.

 

Luis Enrique optó por dar la titularidad en la medular del campo a Arda Turan en detrimento de un Andrés Iniesta con sobrecarga de partidos. Además, fue Munir el sustituto del sancionado Neymar, que vio el partido desde Brasil, donde celebra el cumpleaños de su hermana con permiso del club.

 

El encuentro comenzó muy disputado. Ya desde el primer minuto se vio la idea de los dos equipos, un Barcelona con la intención de llevar la batuta del encuentro, y un Eibar muy intenso, que no quería dejar espacios y que intentaba salir con velocidad al ataque siempre que podía.

 

Solo pasaron siete minutos y Munir ya le daba la razón a su entrenador sobre si había elegido bien al sustituto de Neymar. Un pase en profundidad desde el centro del campo lo recogía Luis Suárez en el lateral derecho del área, y vio solo en el segundo palo la llegada libre de marca de un Munir que marcaba a placer el primer tanto del partido, el segundo en su cuenta goleadora en Liga y el séptimo esta temporada.

 

El equipo catalán estaba jugando a una gran velocidad, obligando a su rival a defender cada vez más atrás. Tres minutos después volvía a acercarse a la meta de Asier Riesgo, pero el uruguayo Luis Suárez mandaba el balón fuera.

 

El balón parado era una de las pocas alternativas que le aparecían al Eibar. El primer aviso llegó tras un centro lateral en una segunda jugada, en el que Ramis se hizo fuerte en el interior del área y remataba aunque no conseguía que su disparo fuera entre los tres palos.

 

No se relajaba el ritmo del partido con el paso de los minutos, aunque sí las ocasiones que cesaron en el tramo central de la primera mitad. No obstante, los acercamientos del FC Barcelona suponían peligro y un gran problema a la zaga armera, que intentaba como podía achicar balones y alejarlos de su zona de conflicto.

 

Del posible 0-2 tras una maravillosa maniobra de Messi en el balcón del área que remataba mal Munir en un intento de pase a Luis Súarez se pasó al casi empate del Eibar, en el minuto 32, por mediación de Gonzalo Escalante, que entraba solo en el segundo palo y de primeras remataba, pero el balón se iba cerca del poste derecho de la portería de Claudio Bravo.

 

En el tramo final del primer acto, y casi sin darse cuenta nadie, el Eibar pasó a llevar la manija del encuentro, la presión comenzaba a surtir efecto y los acercamientos cada vez eran más peligrosos. Las internadas de Adrián González y Escalante por ambos costados permitían abrir el campo y llegar con mucha gente y peligro.

 

Un momento delicado para el FC Barcelona que zanjó con una de las suyas Leo Messi. El 'crack' argentino se echó el ataque a sus espaldas y en una jugada personal entraba solo, sin oposición de sus rivales, al área y con un disparo seco y cruzado marcaba el segundo para su equipo.

 

Un castigo demasiado grande para el Eibar, que tuvo que afrontar la segunda mitad con una losa prácticamente imposible de remontar. Con más espacios volvió a controlar el partido el FC Barcelona, mientras el equipo armero, que comenzaba a pagar los esfuerzos, se mostraba muy impreciso en las entregas más fáciles.

 

La emoción del encuentro pasó a ser casi inexistente y eso solo benefició a los visitantes, que pasaron a llevar el partido a las inmediaciones de la puerta del Eibar.

 

Mención especial, además de la ya sabida de Leo Messi, para Javier Mascherano; el 'Jefecito' dio equilibrio durante todo el partido en el eje de la zaga cortando balones y evitando que tanto Borja Bastón como Sergi Enrich controlaran con facilidad para revolverse y crear ocasiones de peligro.

 

Poco a poco nada ocurrió de ahí al final del encuentro. Ni siquiera los cambios en los dos equipos le dieron otra cara y los 22 jugadores vieron pasar los minutos hasta el pitido final del árbitro.

 

Todos menos Messi, que estaba siendo el más activo en el ataque azulgrana. El argentino fabricó la jugada por la que el árbitro señaló penalti y él mismo marcó, evitando los fantasmas que sobrevuelan al equipo catalán en esa faceta. Nueve goles en seis partidos del '10'.

 

A diez minutos del final, Luis Enrique decidió hacer un triple cambio y dar descanso a Arda Turan, Sergio Busquets y Gerard Piqué. Un descanso que será mayor en una semana en la que no tienen partido entre semana.

 

Para cerrar la goleada, Luis Suárez marcó el cuarto y se reencontró con el gol tras tres partidos sin marcar. Un gol especial para la 'MSN' ya que es el tanto número cien que hace esta tripleta atacante.

 

La victoria mantiene al FC Barcelona líder con 72 puntos y, a la espera del partido del Atlético de Madrid en Mestalla, la distancia con el segundo clasificado es de once puntos. Además el equipo de Luis Enrique suma y sigue y ya son 36 los partidos consecutivos en los que no ha perdido.