El Barcelona destroza a Unicaja por segunda vez en tres días

El equipo de Xavi Pascual arrasa por segundo partido consecutivo a los de Joan Plaza y pone el 2-0 en la eliminatoria antes de viajar a Málaga.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA: Satoransky (19), Oleson (4), Thomas (-), Lampe (8), Tomic (8) --cinco inicial--; Doellman (14), Hezonja (5), Huertas (14), Navarro (-), Pleiss (8), Abrines (9), Nachbar (2).

  

UNICAJA MÁLAGA: Granger (16), Suárez (8), Thomas (12), Stefansson (-), Vázquez (3) --cinco inicial--; Markovic (9), Toolson (7), Vasileiadis (2), Kuzminskas (5), Golubovic (2), Green (3), Gabriel (3).

 

PARCIALES: 23-23, 27-14, 17-18, 24-15.

 

ÁRBITROS: Pérez Pizarro, Pérez-Pérez y Calatrava. Eliminaron a Stefansson por faltas personal.

 

PABELLÓN: Palau Blaugrana. 4.503 espectadores.

El FC Barcelona está a una sola victoria de la final de la Liga Endesa tras derrotar este domingo al Unicaja de Málaga (91-70) en el segundo encuentro de la serie, disputado en el Palau Blaugrana, gracias al acierto de Satoransky, máximo anotador con 19 puntos y 28 de valoración.

  

El conjunto que dirige Xavi Pascual ya tiene la final a tiro. Una nueva victoria --en Málaga en los dos próximos partidos-- y ni tan siquiera deberán volver a jugar en su cancha. El Barça dominó el envite de principio a fin y nunca vio peligrar el triunfo, sobre todo porque a su rival se le encogió la mano en los momentos más decisivos.

  

Satoransky --el mejor del partido-- fue el encargado de labrar las primeras ventajas blaugranas, sobre todo desde el perímetro, donde consiguió 3 aciertos en 5 intentos. El jugador praguense fue vital para un Barcelona que mantuvo el mismo nivel todo el partido y que siempre estuvo muy aplicado en labores defensivas. Por ahí pasó la victoria.

  

Unicaja, por su parte, perdió su ventaja a los 10 minutos (14-18) y no volvió a encontrar la punta en todo el choque por mucho que redujese la distancia poco antes de alcanzar el descanso con un parcial de 0-6. El equipo de Joan Plaza nunca creyó en su gran temporada, el liderato que han mantenido a lo largo de tantas y tantas jornadas, y acabó pagando su poca fe.

  

Huertas también ayudó a la buena versión culé y --tras el paso por vestuarios-- el Barça pisó el acelerador hasta el fondo para cerrar el segundo punto de las semifinales. Unicaja lo intentó por mediación de Jason Granger, que cumplió su partido 250 en la Liga Endesa, y Will Thomas, los más acertados en las filas malagueñas, pero fue insuficiente para hacer nacer la preocupación en los locales.

  

El paso de los minutos dio más consistencia al juego del Barça, que no tuvo problemas en abrochar la victoria con un par de acciones brillantes de Doellman y Hezonja, que se ganaron el aplauso del Palau en un domingo que deja muy cerca a los culés de disputar una nueva final de la ACB, la novena consecutiva.