El Barça, sin Messi, llena el Miniestadi en el tradicional entrenamiento a puertas abiertas de Reyes

Barcelona entrenamiento Miniestadi

La primera plantilla del FC Barcelona se ha ejercitado en el Miniestadi en la tradicional sesión a puertas abiertas cercana a la llegada de los Reyes Magos y donde los jugadores han compartido con los más de 11.000 espectadores que prácticamente llenaron el feudo del filial durante algo más de una hora ejercicios, regalos y sorpresas pese a la ausencia de Leo Messi, por una gastroenteritis.

En total, 11.134 espectadores han asistido al 'Mini' para vivir en directo la sesión dirigida por Luis Enrique Martínez, primera tras la derrota en Anoeta ante la Real Sociedad (1-0), aunque no pudieron ver a Messi, Rafinha --lesionados-- ni a Jérémy Mathieu, que hizo trabajo específico.

La sesión, en la que los jugadores lucieron un nueva equipación de entrenamiento de color lila, empezó con un calentamiento con carrera continua al campo y de los habituales rondos iniciales.

Mientras que los titulares en la derrota en Donostia hicieron trabajo de recuperación, el resto hizo un ejercicio de conservación del balón en espacios reducidos. Posteriormente, los suplentes y los que no jugaron en Anoeta disputaron un 'partidillo' en un cuarto de campo, con los porteros en juego. Marcaron Neymar (5), Alves, Piqué (2), Adriano, Bartra (3) y Rakitic en medio del griterío de la grada.

El entrenamiento, de poco más de una hora de duración, terminó con la plantilla lanzando balones a los aficionados mientras sonaba el himno del Barça. Antes de irse, los jugadores firmaron autógrafos y se fotografiaron con algunos niños y un grupo de personas discapacitadas que vivieron el entrenamiento desde el césped.

Ivan Rakitic fue uno de los jugadores del FC Barcelona que vivieron esta tradición por primera vez. Lo hemos comentado con Marc-André ter Stegen. Llenar un estadio con un entrenamiento es impresionante. Es un día muy especial, y si podemos dar una alegría a la gente, mucho mejor. Creo que es importante que la gente nos sienta cerca de ellos. Es un día especial, muy bonito", señaló en declaraciones a Barça TV recogidas por Europa Press.

Por último, el croata reveló qué le ha pedido a los Reyes. "Lo más importante es lo que no se puede regalar: salud. Hoy es un día importante para estar con la familia", recordó.