El Barça mide la fuerza de la 'otra cara' del PSG

Messi supera a varios defensores en el partido de la fase de grupos

El Barcelona saldrá a ganar en un campo en el que esta temporada cedió, 3-2, ante un rival con muchas caras nuevas por culpa de lesiones y sanciones. 

 

POSIBLES ALINEACIONES:

 

PARIS SAINT-GERMAIN: Sirigu; Van der Wiel, Marquinhos, Thiago Silva, Maxwell; Matuidi, Rabiot; Lucas Moura, Pastore, Lavezzi; y Cavani.

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Adriano, Piqué, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

 

ÁRBITRO: Mark Clattenburg (ING).

 

ESTADIO: Parc des Princes.

 

HORA: 20.45 horas/C+ Liga de Campeones.

El FC Barcelona visita este miércoles al Paris Saint-Germain en el Parc des Princes --20.45 horas/C+ Liga de Campeones-- en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, el tercer duelo entre ambos partidos de esta temporada pero con muchas caras nuevas entre sanciones y lesiones, nuevas armas para un PSG que intentará ganar a un Barça que no debe confiarse pues ya ha perdido en feudo parisino (3-2) y que sabe qué debe corregir para volver con un mejor resultado al Camp Nou.

 

Caras nuevas, puede que sistemas nuevos para sorprenderse unos a otros, muchas ausencias de relevancia pero aún así ingredientes suficientes para que se pueda ver un gran partido europeo. Tras jugar en la fase de grupos, con resultados que en esta eliminatoria darían el pase a semifinales al Barça, el PSG llega a este cruce tras eliminar al Chelsea en un pulso igualado y, el Barça, tras dejar de nuevo fuera al Manchester City.

 

Pese a las bajas, el PSG llega bien a la cita con el liderato, aunque por un punto, en la Ligue 1 en su poder y tras ganar la Copa de la Liga el sábado ante el Bastia (4-0). En ese partido estuvo y marcó el gran ausente de este miércoles, Zlatan Ibrahimovic, quien junto a Marco Verratti y Thiago Motta serán las tres ausencias más destacadas para Laurent Blanc, pues son tres titulares habituales.

 

Habrá que ver si juega el central David Luiz, quien tenía que estar cuatro semanas de baja por la lesión que sufrió contra el Olympique de Marsella el 5 de abril. Este mismo martes, en la previa del partido, Blanc no habló de David Luiz, su gran sorpresa. De hecho, ni entrenó con sus compañeros en la previa, pero sí entró en la lista. Su presencia en el once inicial, de todos modos, es una incógnita. Por contra, Motta no se recuperó a tiempo.

 

No todo son malas noticias para un Blanc que parece confiar la delantera a Edinson Cavani, autor de 6 goles en esta 'Champions', y que le pondrá a Javier Pastore para asistirle de balones y a Lucas Moura en la banda para desequilibrar y abrir campo. La baja de Verratti podría permitir ver al joven Adrien Rabiot de inicio, pese a que Blanc podría sorprender con un esquema distinto. Demasiadas conjeturas que pueden afectar al once, más típico y habitual, que pueda poner Luis Enrique.

 

El técnico blaugrana únicamente tiene la baja por sanción de Dani Alves, que ya no jugó el partido del Camp Nou contra el PSG de la fase de grupos. Entonces, probó un 3-4-3 que no descartó para este choque, pero quizá siendo un farol pues lo más fácil sería sustituir al brasileño por su compatriota Adriano o por Martín Montoya. De todos modos, el asturiano quiere mejorar los problemas defensivos que tuvo en el Parc des Princes.

 

Y es que el 3-2 encajado, que sería un resultado bueno dentro de la derrota, no lo firmaría de inicio ningún barcelonista. El equipo no quiere especular sino ganar, y para ello deben mejorar. Lo hicieron en el Camp Nou, con el 3-1 que les dio el liderato del grupo. El año pasado, más precedentes, con el empate en París (2-2) y en Barcelona (1-1) que dio el pase a las semifinales al Barça, que espera que se repita la historia.

 

De todos modos, pese a los errores atrás, el Barça se mostró competitivo ya en esa derrota parisina. Los blaugranas encajaron la primera derrota de la temporada, poniendo fin a su inmaculada hoja de servicios defensiva, ante un PSG letal que aprovechó con creces los demasiados errores defensivos de los blaugranas, que no obstante volvieron a demostrar tener carácter y estuvieron combativos y buscando el empate hasta el último segundo, que pudo llegar de no haber sido por la falta de acierto final.

Noticias relacionadas