El Barça aleja el sueño del Córdoba y el Sevilla humilla al Mallorca

 El FC Barcelona, vigente campeón de la Copa del Rey, ha dejado encarrilado el pase a los cuartos de final tras vencer al Córdoba (0-2), con un nuevo doblete de Leo Messi, en su visita al Nuevo Arcángel, mientras que el Sevilla está con un pie y medio en la siguiente fase al arrollar al Mallorca en el Iberostar Estadi (0-5) merced al acierto de Negredo --bigoleador-- y a los tantos de Medel, Botía y Luna. Además, el Eibar dejó al Athletic fuera de la Copa

El Barça no quería complicaciones en la competición del 'K.O.' y viajó a Córdoba con todo su arsenal, incluyendo a un Messi con hambre de gol y dispuesto a seguir batiendo sus propios récords. Los de Vilanova, que buscan defender corona, disiparon pronto las esperanzas del conjunto cordobés que, junto a su afición, vivió el partido como una auténtica fiesta.

 

El Córdoba, rodeado de un ambiente propio de las grandes citas, saltó al césped con ganas, presionando muy arriba y disponiendo de alguna ocasión clara de gol. Sin embargo, rebasados los primeros diez minutos, Messi se encargó de silenciar las gradas anotando a placer el primer tanto de la noche en una jugada que comenzó con un disparo a la madera de Thiago.

 

Con la ligera ventaja, el Córdoba dispuso de alguna oportunidad para empatar pero el conjunto culé optó por dormir el partido hasta la segunda mitad. Saizar, guardameta del Córdoba, impidió que el conjunto azulgrana aumentara su renta deteniéndole un potente lanzamiento a Pedro y ganándole un mano a mano a Messi.

 

Sin embargo, el argentino, que los marca a pares, no quiso marcharse de Córdoba sin firmar su segundo tanto y lo hizo en el minuto 74 aprovechando una perfecta asistencia de Thiago. Tras el gol, el Barça prefirió no forzar y optó por asegurar un resultado muy favorable para el partido de vuelta en el Camp Nou.

 

En el otro encuentro de ida de los octavos de final, el Sevilla sacó un buen resultado del Iberostar casi sin despeinarse. Ambos equipos habían llegado a este partido inmersos en una mala racha de resultados en Liga y esta cita suponía una prueba importante para dos técnicos que se encuentran en la cuerda floja. En esta ocasión, fue Míchel quien ganó la contienda gracias a los cinco goles que firmó el cuadro nervionense.