El Barça, a atrincherarse en su fortín para evitar el título blanco

Llull supera la defensa de Hezonja, dos de los grandes exponentes de ambos equipos

El Real Madrid afronta este miércoles (19.00/La1) su primera oportunidad de proclamarse campeón de la Liga Endesa en su visita a Barcelona, donde espera un rival sin Juan Carlos Navarro que esta temporada ha convertido el Palau Blaugrana en una fortaleza casi inexpugnable.

 

DATOS TÉCNICOS DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA: Satoransky, Oleson, Thomas, Lampe y Tomic --posible cinco inicial--; Huertas, Doellman, Abrines, Hezonja, Nachbar, Pleiss y Jackson.

 

REAL MADRID: Llull, Rivers, Rudy Fernández, Reyes y Ayón --posible cinco inicial--; Sergio Rodríguez, Slaughter, Nocioni, Maciulis, Carroll, Mejri y Bourousis.

 

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Calatrava.

 

PABELLÓN: Palau Blaugrana.

 

HORA: 19:00 horas/La 1.

Muy vulnerable a domicilio, el Barça sube muchos enteros esta temporada jugando en casa tal y como demuestra su balance liguero, saldado con 20 victorias y una única derrota ante el FIATC Joventut que data de noviembre. Este miércoles, un gran mosaico azulgrana formado por las camisetas de los aficionados intensificará aún más el gran ambiente que se espera en el Palau.

 

Esa fortaleza como local es el principal argumento al que se agarra el Barça para buscar una hazaña sin precedentes: remontar un 2-0 en una final liguera. En las 14 ocasiones anteriores en que la final comenzó con este resultado venció el equipo con factor cancha a favor, aunque el equipo azulgrana viene de sufrir en sus propias carnes una situación que ahora puede aprovechar en su beneficio.

 

En las semifinales, el Unicaja llegó a Málaga con un 2-0 desfavorable y rozó una remontada épica, con dos triunfos en el Martín Carpena y una derrota muy ajustada en el quinto duelo por un triple de Navarro. Precisamente el capitán azulgrana volverá a ser baja por su problema en la fascia del pie derecho y Edwin Jackson ocupará su lugar en la convocatoria.

 

Tras dar la cara hasta el final en el primer duelo de la final (78-72), el Barça se vio arrollado en el segundo (100-80). "En ningún momento defendimos medianamente digno", lamentó Xavi Pascual, que suele basar sus victorias en la defensa y que asistió impotente al derrumbe de su equipo en el primer cuarto.

 

En cualquier caso, la varita mágica por la que parecía tocado Sergio Llull en aquel parcial minimizó las lagunas del equipo visitante. En un encuentro con regusto a despedida de la afición blanca, ante su probable marcha a Houston Rockets, el balear prendió la euforia con una racha impecable de triples (5/5) en los diez primeros minutos.

 

El internacional español, convertido en protagonista de esta final, ha asegurado que se siente "centrado y tranquilo", así como "sorprendido por algunos rumores" sobre su futuro, similares a los que envuelven a Sergio Rodríguez, quien podría volver a la NBA cinco años después.

 

El Real Madrid, que alcanzó los 100 puntos anotador en una final por primera vez en su historia, controló el resto del segundo encuentro para quedarse a un solo paso del histórico póquer que persigue, después de conquistar Supercopa Endesa, Copa del Rey y Euroliga.

 

"Todavía queda mucho trabajo por delante", intentó tranquilizar ante la prensa Pablo Laso, que tiene a toda su plantilla disponible más allá de las pequeñas molestias habituales de Rudy Fernández y Gustavo Ayón.