El Barça reclama la libre expresión de sentimientos en la final de Copa

 
El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha respondido este martes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y a su petición de que la final de Copa del Rey entre el club blaugrana y el Athletic Club se juegue "a puerta cerrada" y en otro lugar que no sea el Vicente Calderón para evitar una pitada contra el SAR el Príncipe de Asturias o el himno español, pidiendo a sus aficionados que se "expresen libremente".

"Este viernes tenemos una final importantísima por jugar, y me gustaría muchísimo que pasase, y pido y deseo, que todos los barcelonistas y aficionados que vayan a la final puedan expresar libremente sus sentimientos, sólo faltaría", aseguró Rosell durante la presentación de las nuevas camisetas oficiales del FC Barcelona.