El Banco de España cree que la recuperación se fortalecerá, pero insiste con las reformas

El Banco de España afirma que los factores que han permitido la mejora reciente de la economía española se mantendrán presentes en los próximos trimestres.

Así lo indicó el Banco de España durante presentación realizada este martes por el gobernador de la institución, Luis María Linde, en el Círculo de Empresarios, donde explicó, sin embargo, que la fortaleza de la recuperación dependerá también de la respuesta que se dé a los retos pendientes.


Entre estos retos, Linde señaló la continuación del ajuste de precios relativos que permitiría la culminación del proceso de recuperación de la competitividad perdida durante la fase expansiva. Asimismo, se refirió a los progresos en la consolidación presupuestaria y al mantenimiento del impulso reformista.

Según Linde, hay que seguir con las reformas tras comprobar que las implementadas en los últimos meses están ayudando a fortalecer la recuperación. En concreto, resaltó la reforma del sistema de pensiones, que ayudará sustancialmente a su sostenibilidad gracias a la regulación del factor de sostenibilidad y al "importantísimo paso" que supone la definición del índice de revalorización.

De la misma forma, destacó la ley de desindexación, que ayudará a que la formación de precios responda a los cambios en la demanda relativa o a variaciones en los costes, favoreciendo la competitividad y el empleo. Esta ley, tal y como recordó Linde, limitará los aumentos de los precios públicos a la evolución de su coste y los desligará de la inflación.

Durante la presentación, Linde recordó que la economía española ha afrontado un difícil proceso de doble recesión del que está saliendo "de forma gradual". De hecho, concretó que España entró en una fase de recuperación a partir del verano de 2013, con tasas intertrimestrales positivas desde la segunda mitad del año tras nueve trimestres consecutivos de contracción.

Según Linde, el mejor tono de la actividad se sustenta sobre una base relativamente amplia de factores, como un entorno exterior favorable en términos generales, una progresiva normalización del entorno financiero, una mejora del empleo y sus perspectivas apoyada en la moderación salarial y cierta atenuación del ritmo de consolidación fiscal.

En concreto, el gobernador señaló que la contribución de la demanda externa y la nacional se están reequilibrando, con una ligera recuperación del consumo y de la inversión en equipo y cierta ralentización del ajuste fiscal tras la revisión de la senda de ajuste.

BUEN RESULTADO DE LA REFORMA LABORAL

Además, aseguró que el comportamiento del mercado de trabajo ha sorprendido positivamente y que la moderación salarial ha sido significativa gracias a la reforma laboral, que está favoreciendo una mayor adecuación de las condiciones laborales a la situación específica de las empresas.

Todo esto, tal y como dijo Linde, se está produciendo en un entorno de estabilidad de precios, ya que la desaceleración de la inflación se ha intensificado desde septiembre y se prolongará a lo largo del año, permitiendo así mantener el diferencial negativo con la zona euro.

En este contexto, Linde resaltó la recuperación de la competitividad perdida y el ajuste del desequilibrio exterior, que volvió a superávit el año pasado, una situación que no se daba desde 1997.