El Banco de Alimentos lanza su Gran Recogida con la intención de superar los 55 mil kilos

El Banco de Alimentos de Ávila ha organizado para los días 27 y 28 de noviembre su habitual Gran Recogida de Alimentos para los más necesitados que, con la participación de todos los supermercados y grandes superficies de Ávila y parte de la provincia, espera superar los 55.000 kilos conseguidos el año pasado.

Más de 300 voluntarios participarán el fin de semana del 27 y 28 de noviembre en la Gran Recogida de Alimentos que anualmente organiza el Banco de Alimentos de Ávila y que este año se llevará a cabo bajo el lema 'El hambre sigue ahí. Sin alimentos no hay vida', según ha informado este lunes Ginés González, miembro de la junta directiva del Banco de Alimentos.

 

Todos los supermercados de la capital abulense y parte de la provincia, donde se distribuirán los voluntarios, tomarán parte en una iniciativa que tiene como finalidad crear una base de productos alimenticios que sirva como fondo para cubrir las necesidades que atiende el Banco de Alimentos y que se complementará a lo largo del año con las 'Operaciones kilo' que se realizan y la ayuda que llega de la Unión Europea.

 

El Banco de Alimentos distribuirá próximamente un folleto con los productos alimenticios más necesitados pero Jesús Rodríguez, también miembro de la Junta Directiva, ha adelantado la necesidad de aceite, alimentos infantiles, cacao, galletas, azúcar, conservas de pescado o caldos, mientras que también serán bienvenidos alimentos no perecederos como el arroz, legumbres o pasta.

 

La Gran Recogida consiguió el año pasado 55.000 kilos de alimentos en Ávila, una de las cifras más altas del país en relación con el número de habitantes y que se espera que aumente. A lo largo del año 2014 el Banco de Alimentos de Ávila consiguió un total cercano a las 350 toneladas de alimentos para atender a más de 8.000 personas necesitadas de toda la provincia.

 

NUEVAS INSTALACIONES

Jesús Rodríguez ha informado también de que el Banco de Alimentos de Ávila cuenta ya con nuevas instalaciones gracias a la donación de 4 millones de euros que la Fundación Amancio Ortega ha realizado para repartir entre todos los Bancos de Alimentos de España.

 

Esta inyección económica ha permitido a la entidad abulense contar con un almacén propio, material nuevo y oficinas.