El Banco de Alimentos de Valladolid necesita de forma "inmediata" ampliar su oficina y no descarta trasladarse

José María Zárate y María Rosa Manjón
Plantea aumentar la ayuda por persona y ampliar y mejorar la atención en los pueblos de la provincia


VALLADOLID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, José María Zárate, ha asegurado este martes que la Fundación necesita de forma "inmediata" ampliar sus oficinas y es un objetivo "preferente" para este año buscar un local para ello, sin que se descarte trasladarse a otra nave si surgiera la oportunidad.

Zárate se ha expresado así en una rueda de prensa en la que ha hecho balance del pasado año y ha marcado los objetivos para 2013, en el que es "preferente" la búsqueda de este espacio par oficinas porque es un problema que les "pisa los talones" en los últimos meses porque "hay momentos en los que no se puede trabajar.

El presidente de la Fundación ha indicado que hay días en los que coinciden muchos voluntarios en las oficinas y la falta de espacio condiciona su trabajo, por lo que "hay que plantearse que un grupo de personas esté en otro sitio", algo que ya ha trasladado al alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva.

En este sentido, ha indicado que una nave más grande que las dos cedidas por el Ayuntamiento que utilizan actualmente en el Callejón de la Alcoholera no es algo urgente, por lo que en principio se buscan oficinas en las cercanías de sus instalaciones actuales, donde podrían trabajar seis o siete personas.

Sin embargo, no descarta que si surgiera la oportunidad de una nave, que tendría que tener de superficie "la suma de las dos y contar con oficinas, se pudieran trasladar allí. Sin embargo, ha aclarado que no se puede llegar a un sitio donde se les cobre mucho, por lo que es difícil esta posibilidad, aunque no la descarta.

Junto a esta cuestión, el Banco de Alimentos también necesita mejorar sus equipos informáticos para poder agilizar el trabajo que se lleva a cabo en sus instalaciones actuales.

MÁS OBJETIVOS

Por otra parte, Zárate ha explicado que hay otros objetivos para este año como el planteamiento de aumentar la ayuda a las personas que se atienden --indirectamente, siempre a través de asociaciones--.

A este respecto, ha concretado que hasta ahora se han trabajado con la media de alimentos por persona que se utilizan en programas como el del Fondo Español de Garantía Agraria, lo que supone alimentos para diez u once días, pero se plantea su aumento hasta 15 días y creen que puede ser mejor para la gestión de los alimentos.

También a lo largo de este año se pretende llegar más a los pueblos de la provincia, ya que actualmente se llega a unos 42, para lo que se piensa en alguna campaña especial porque los municipios son "más retraídos", la ayuda no llega todos los meses y se plantea la posibilidad de que acudan a por alimentos, si es posible llegar a más.

Para ello, se prevé llevar a cabo charlas con amas de casa y en centros culturales con el fin de dar más información sobre cuestiones como nutrición o mejor aprovechamiento de los alimentos pero también difundir qué es el Banco de Alimentos y eliminar cierto "recelo" para llegar a más gente.

Con este fin, según ha explicado María Rosa Manjón, responsable entre otras cosas de las campañas que lleva a cabo la Fundación, se pretende montar equipos que lleguen hasta los pueblos al igual que hasta ahora se ha contado con voluntarias que han dado charlas sobre nutrición o se ha concienciado a los más jóvenes en los colegios.

Se trata, ha añadido Manjón, de que la gente que necesita ayuda llegue a pedirla porque hay personas que no se atreven o no saben cómo hacerlo y quieren llegar al mayor número de personas posible.

De la misma forma, se pretende reorganizar la bolsa de voluntarios, tener contactos más directos, más personales y llegar a las asociaciones con mejor trato y gestión.

TRABAJO CON ADMINISTRACIONES

Zárate ha añadido que el Banco trabaja con la Junta --Consejería de Familia-- en la elaboración de un mapa de distribución de alimentos junto a organizaciones como Cáritas y Cruz Roja, pero además para integrarse en la propia Gerencia de Servicios Sociales y mejorar la calidad o aportar su "granito de arena" para mejorar la distribución.

Asimismo, trabajan con la Diputación y el Ayuntamiento para mejorar la atención y están abiertos a firmar acuerdos con grandes superficies y proveedores para mantenerse y poder responder con sus "propios medios".

Así, entre los objetivos que se marcan para este año está mejorar la gestión, optimizar los recursos y apoyarse en la Federación Nacional de Bancos de Alimentos en los citados acuerdos con grandes superficies o con iniciativas como la transformación de frutas en compotas para una mejor distribución.

También se trabaja con la Consejería de Agricultura y Tierra de Sabor con el fin de que las empresas asociadas a esta marca colaboren, algo que ya hacen en algunos casos, lo que mejoraría la "despensa" del Banco y considera que la "manera lógica" sería que entregasen productos en la provincia en la que estén ubicados.