El Ayuntamiento reparará el muro de la bajada de las Covachuelas

El muro, que ya fue apuntalado con unos testigos de yeso, sufre un abombamiento y grietas en varias zonas, por lo que supone un peligro para los viandantes y la viviendas próximas al mismo. El Ayuntamiento construirá un muro de contención para evitar cualquier accidente

El servicio de prevención de incendios informó el pasado 15 de Febrero , a través de un informe, de los resultados de los testigos colocados en el reseñado muro, donde se concluye que: “apreciando el peligro que pudiese conllevar el hundimiento de este muro, con el consiguiente deslizamiento hacia la vía público y el posible descalce de la cimentación de las viviendas situadas en su parte superio.

 

Por ello desde el Ayuntamiento se dio la orden urgente  para solventar el problema:

- Se deberá acordonó la zona de forma inmediata y  se cerró el acceso por su parte superior e inferior, para que ningún viandante pueda acercarse al mismo; se apuntaló el  muro afectado para evitar el desplome y descalce de las cimentaciones de las viviendas existentes y se realizaron seguimientos rutinarios de los testigos colocados.

 

Posteriormente se realizó un un estudio y análisis de las causas del deterioro del muro, para poder proceder a su consolidación.

 

Tras inspecciones llevadas a cabo para analizar las posibles soluciones y abordarlo de forma inmediata, se ha concluido que el muro no cumple con las condiciones mínimas de estabilidad, ya que se tiene constancia que sigue moviéndose, ya que en los últimos meses se ha abierto otros testigos de yeso, lo que deja en evidencia que se está produciendo un corrimiento de las tierras o del muro de mampostería de contención de tierras.

 

 

 

Se ha realizado un estudio de la construcción de las viviendas situadas en la parte superior, llamadas las “viviendas de las Paneras Reales”, supervisando el proyecto obrante en este ayuntamiento y contando con la colaboración del arquitecto redactor y ejecutor del proyecto, se ha determinado la cota de cimentación de la vivienda más cercana al muro, ya que hay que tenerla en cuenta para el cálculo del nuevo muro.

 

Se llevará a cabo un muro de hormigón armado de contención de tierras acabado mediante un recubrimiento de piedra granítica igual a la existente. Para ello se cuenta con un presupuesto de  88.202,27 euros, y su ejecución será inmediata