El Ayuntamiento justifica la sustitución del Murallito en que la empresa no se presentó al nuevo concurso

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia, ha justificado la sustitución del tren turístico 'Murallito' en la obligatoria regulación del servicio y ha recordado que la actual empresa concesionaria no se presentó al concurso para la nueva concesión. Palencia ha salido así al paso de las afirmaciones reflejadas en varias pancartas que el citado tren luce estos días

Héctor Palencia ha señalado que desde el consistorio respetan la opinión de la empresa pero no comparten las formas y ha afirmado que "el contenido de las protestas es falso y el objetivo es ilegal".

 

El concejal ha explicado que es falso porque fue la propia empresa la que voluntariamente no se presentó al concurso y es ilegal porque "a día de hoy no era legal mantener ni un día más una autorización que había sido finalizada", a lo que ha añadido que "el Ayuntamiento no puede adjudicar a dedo a una empresa y prohibir la libre concurrencia de otras en igualdad de oportunidades".

 

En este sentido, Palencia ha recordado que la Estrategia 2015 de Turismo aprobada el pasado mes de febrero se comprometía a afrontar la regulación del transporte turístico en la ciudad de Ávila y que "lo ilegal sería no cobrar un canon por la utilización de espacios públicos para un uso privativo empresarial con ánimo de lucro".

 

Cronología

El responsable municipal de Turismo ha recordado que en el año 1996 se autorizó el servicio "sin perjuicio del carácter precario del uso especial de los bienes de dominio público ahora permitido". En ese momento, el servicio se solicitó por plazo de cinco años prorrogable por otros cinco acordándose por unanimidad y después el actual Equipo de Gobierno se encontró que esta concesión había finalizado y que había de dar legalidad a la situación.

 

Con la aprobación el pasado mes de febrero de la Estrategia 2015 de Turismo se aprobó también afrontar la regulación del transporte turístico en la ciudad de Ávila y el 13 de junio se aprobó el pliego de condiciones para el servicio de transporte turístico en las modalidades de más de nueve plazas y menos de nueve plazas.

 

El 21 de junio se publicó en el BOP la concesión de licencia de uso común especial del viario público para transporte turístico urbano con vehículos de más de nueve plazas con itinerario fijo con paradas en la ciudad de Ávila, en procedimiento abierto.

 

El 8 de julio finalizó el plazo de presentación de ofertas y el 15 se procedió a su apertura. El 20 de agosto la mesa de contratación, por mayoría, elevó la propuesta de adjudicación del nuevo tren turístico, ratificada por unanimidad de todos los grupos el 19 de septiembre en Junta de Gobierno Local.

 

Héctor Palencia ha señalado que ciudades Patrimonio de la Humanidad como Salamanca (72.413,42 euros), Segovia (40.000 euros) o Toledo (312.000 euros) también tienen regulado el transporte turístico con diferentes cánones que en estos casos son superiores al implantado en la ciudad de Ávila, que salió por 10.000 euros y será de 30.150 euros.

 

Por último, Palencia ha asegurado que el servicio de tren turístico no va a desaparecer y que "aunque la empresa no lo dice, se ha estado negociando y buscando una actuación consensuada".