El Ayuntamiento dice "no" a la paralización definitiva de las obras

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha rechazado, con los votos en contra del Grupo Municipal Popular, las mociones de los grupos Socialista y de UPyD para paralizar de forma definitiva las obras. Algunos ciudadanos han interrumpido el pleno en varias ocasiones.

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha rechazado, con los votos en contra del Grupo Municipal Popular, las mociones de los grupos socialistas y de UPyD para paralizar de forma definitiva las obras de remodelación de la calle Vitoria en Gamonal, responsable de los últimos disturbios ocurridos en el barrio, al tiempo que ha aprobado otra presentada de urgencia por el PP para su interrupción temporal.

 

Asimismo, la mayoría absoluta de los 'populares' ha impedido votar otras dos mociones presentadas con carácter de urgencia por PSOE e IU en la que se exigía la dimisión del alcalde, Javier Lacalle. UPyD se ha desmarcado de estas iniciativas, aunque ha defendido que "por coherencia política" Lacalle debería renunciar a su cargo.

 

El portavoz del equipo de Gobierno local y vicealcalde de la ciudad, Ángel Ibáñez, ha defendido en todo momento la "elevada participación" en el proyecto de Gamonal desde sus inicios hace ahora más de dos años y ha reiterado el "claro compromiso" social del Gobierno municipal en el marco de la coyuntura económica actual.

 

En este sentido, ha recordado que ocho de cada diez euros del Presupuesto Municipal se destinan a gasto social, mientras que uno de cada diez se deriva a inversiones como el proyecto de Gamonal, que además de contribuir a la mejora de una zona fomenta la creación de nuevos puestos de trabajo.

 

PARALIZACIÓN DEFINITIVA 

 

Pese a las votaciones en contra de los 'populares', los grupos municipales de la oposición han pedido en numerosas ocasiones durante la sesión plenaria la paralización definitiva del proyecto del bulevar de Gamonal.

 

Uno de los más críticos ha sido el portavoz del PSOE, Luis Escribano, quien ha reiterado la "urgencia" de paralizar las intervenciones e intervenir en el populoso barrio "escuchando a los ciudadanos".

 

Escribano ha señalado que el ayuntamiento tiene una "deuda histórica" con Gamonal y que por ello se hace necesario atender las necesidades sociales que reclaman sus vecinos. En este contexto, ha recordado además que "muchos" de los habitantes del barrio se encuentran en situación de desempleo, por lo que se precisa una mayor inversión social.

 

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz municipal de UPyD, Roberto Alonso, quien además de exigir la paralización del proyecto, ha insistido en que los hechos acaecidos en Gamonal son el reflejo del "hartazgo social", a la vez que ha lamentado el daño que se ha producido a la imagen de Burgos.

 

Por su parte, el portavoz de IU, Raúl Salinero, ha apostado por abandonar el proyecto y articular los mecanismos necesarios para fomentar la participación social no sólo en el barrio, sino también en el conjunto de la ciudad.

 

En este sentido, ha acusado al equipo de Gobierno local de llevar a cabo "actuaciones politiqueras" y de actuar "a espaldas de los ciudadanos". "El PP no entiende lo que está sucediendo en la calle", ha sentenciado.

 

La sesión plenaria ha sido interrumpida en varias ocasiones por algunos vecinos que han accedido al Salón de Plenos y han recriminado a Lacalle su gestión ante los hechos ocurridos en Gamonal. Bajo gritos de 'Lacalle dimisión', el primer edil se ha visto obligado a interrumpir en varios momentos la sesión, a la que no han podido acceder muchas personas por el aforo limitado del lugar.

 

A las puertas del ayuntamiento, más de 2.000 personas se han concentrado desde las 9.00 horas bajo gritos de 'Lacalle dimisión'. Durante la protesta, que ha permanecido en la plaza Mayor de Burgos hasta el cierre de la sesión plenaria, se han arrojado huevos a la fachada de la Casa Consistorial.

Noticias relacionadas