“El Ayuntamiento debe tomar más medidas contra el botellón y adaptar La Kedada a los gustos de los más jóvenes”

Manuela Prieto, concejala del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Ávila, instaba esta mañana al Consitorio a aplicar nuevas medidas contra el botellón y a adecuar el programa de "La Kedada”, dependiente de la Concejalía de Juventud, a “los gustos de los más jóvenes, para que estos tengan alternativas reales de ocio y no acudan al botellón”

Uno de los grandes problemas de la sociedad, y en particular de la abulense, es el inicio de los jóvenes, cada vez a edades más tempranas, en el consumo del alcohol.

 

Para los socialistas abulenses, las medidas que se están llevando a cabo desde el Consistorio no son suficientes para que este “fenómeno social” no se expanda aún más, y pide para ello que se tomen nuevas medidas y que el Ayuntamiento se reúna con los vecinos, jóvenes y hosteleros, para llegar a una solución “que satisfaga a todo el mundo”.

 

“Los jóvenes tienen derecho a divertirse, derecho de elección, pero no allí donde no se les ha invitado y provoquen daños- a los vecinos. Además, el consumo precoz de los jóvenes, a los que yo no denominaría así, porque el gran problema está en la franja de edad de 12 a 16 años, en los que éstos son aún niños, es lo que hay que prevenir, y para ello hay que articular las acciones necesarias”, manifestaba Prieto.

 

Asimismo, la concejala socialista, argumentaba que el programa de “La Kedada”, que lleva a cabo la Concejalía de Juventud, no se adapta a los gustos del público al que va dirigido, recordando a su concejala, Beatriz Jiménez, el Consejo Municipal Infatil del mes de junio, “en el que los niños pedían al Ayuntamiento actividades adaptadas a sus horarios de salidas, llamativas y divertidas. Esta reclamación deja claro que los niños no encuentran aliciente en las actividades que propone -La Kedada-”, añadía.

 

“Jiménez tiene ahora una estupenda ocasión, con la estructuración del IV Plan Municipal de Drogas, al que no nos han invitado a participar, para escuchar al resto de grupos políticos y agentes sociales como profesores y médicos, para crear un Plan que responda a las necesidades de esta ciudad, especialmente al consumo precoz de alcohol, que es el mayor problema de Ávila”, finalizaba.