El Ayuntamiento de Salamanca inicia su lucha contra el 'ocio sexual' tras meses de escándalos

Estas fiestas serán tipificadas como infracción muy grave, que establece una multa por un importe máximo de 3.000 euros y/o la clausura del local, establecimiento, actividad o instalación durante un periodo máximo de seis meses.

El Ayuntamiento de Salamanca se ha puesto manos a la obra, después de muchos meses, con el fin de intentar erradicar las fiestas de contenido sexual en varios locales de ocio nocturno de la capital y terminar así con la lamentable imagen que Salamanca proyectaba al exterior, y con el fin de tener un ocio sano y de calidad.

 

Para ello, y tras improvisar un Plan de Ocio Nocturno sobre el que aún no se ha trabajado (se hará en breves fechas), el Ayuntamiento ha decidido poner fin a estas actividades tras meses mirando hacia otro lado y permitiendo la competencia desleal entre bares igual que la promoción del alcohol, algo prohibido por las ordenanzas, según han denunciado los propios hosteleros.

 

De este modo, el Gobierno Municipal ha iniciado los trámites para modificar la normativa municipal con el objetivo de evitar las fiestas de contenido sexual que dañen la imagen de la ciudad de Salamanca.

 

Cumpliendo el compromiso adquirido, se llevará el próximo 29 de julio a la Comisión de Policía la modificación de la Ordenanza Municipal Reguladora de Establecimientos Públicos y Actividades Recreativas para prohibir expresamente tanto la organización como la promoción de estas actuaciones

 

Estas fiestas serán tipificadas como infracción muy grave, que establece una multa por un importe máximo de 3.000 euros y/o la clausura del local, establecimiento, actividad o instalación durante un periodo máximo de seis meses.

 

Noticias relacionadas