El Ayuntamiento de El Barco cobrará a las entidades financieras por los cajeros instalados en las fachadas

Con esta Tasa, el equipo de gobierno quiere repartir la carga impositiva del municipio no sólo entre los ciudadanos, sino también entre bancos y cajas.

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila ha aprobado, tal y como aparece recogido en el Boletín Oficial de la Provincia, una ordenanza reguladora de ocupación del espacio público con la que gravará a los cajeros automáticos que se ubican en las calles de la localidad.

 

“Nos parece de justicia sumarnos a esta iniciativa que ya se está desarrollando en otras localidades y que permitirá, no sólo dar un respiro a las arcas municipales, sino repartir la carga impositiva municipal entre los ciudadanos y, en este caso, las entidades bancarias”.

 

Loreto Yuste recuerda que el Tribunal Supremo ya reconoció en 2009 que las entidades financieras se benefician de una utilización especial del espacio público al instalar sus cajeros automáticos en la calle y avaló que los Consistorios cobrasen esta ocupación.

 

“En la ordenanza, establecemos el pago de una tasa por máquinas o cajeros automáticos instalados en línea de fachada que presten servicios hacia la vía pública. Por cada máquina o cajero automático, la cuota anual será de 500 euros”.