El Ayuntamiento de Candeleda insta a Agricultura a flexibilizar los coeficientes CAP

Ayuntamiento de Candeleda

El Pleno del Ayuntamiento de Candeleda, por unanimidad de todos los grupos políticos, ha instado a la Consejería de Agricultura, al director de Política Agraria y al jefe de servicio de Agricultura de Avila a flexibilizar la aplicación de los Coeficientes de Admisibilidad de Pastos (CAP) que consideran que perjudican a los ganaderos candeledanos.

A propuesta del Grupo Municipal Popular, el Pleno del Ayuntamiento de Candeleda instará a la Consejería de Agricultura, al director de Política Agraria y al jefe de servicio de Agricultura de Avila a que se flexibilice la aplicación de los coeficientes CAP, que consideran distorsionados ya que se han obtenido por teledetección, a partir de fotos aéreas realizadas en el mes de agosto, un mes excepcionalmente seco, con una sequía arrastrada de muchos meses.

 

Por ello también instan a que se contraste directamente en el terreno los resultados de la teledetección y no se aplique el CAP en tanto no se haya efectuado dicho contraste, y por lo tanto no exista reducción alguna en los contratos de las ayudas agroambientales en el presente año 2015. Dicho contraste, manifiestan, ha de hacerse con premura para que se puedan asignar los derechos de pago básico antes del mes de abril de 2016, como se establece en la normativa.

 

Para el Consistorio candeledano los coeficientes establecidos adjudican muy pocos derechos de pago básico a los ganaderos del municipio, lo cual conduce a que el valor de sus derechos sea alto, ya que el importe del derecho de pago básico se obtiene dividiendo el importe de los derechos de pago único cobrado en el año 2014 entre la superficie elegible de la declaración de 2015; y un valor alto de estos derechos perjudica enormemente al ganadero, ya que se le puede reducir la ayuda hasta en un 30%, todo ello dentro del proceso de convergencia hacia un valor unitario único para todos los nuevos derechos a asignar.

 

Consideran también que esta decisión perjudica a todos aquellos que se han acogido a la ayuda agroambiental denominada 'Superficies forrajeras pastables y apoyo a los sistemas tradicionales de transhumancia'. Esta ayuda es de una cuantía de 36 euros por Unidad de Ganado Mayor de reproductoras de vacuno, ovino o caprino. Como consecuencia de ello no cumplen el requisito administrativo de que la carga ganadera sea como máximo de una Unidad de Ganado Mayor por hectárea de pastos, lo que les abocaría a no cobrar la ayuda.