El Ayuntamiento de Ávila pone en marcha un programa de tarjetas sociales para productos de primera necesidad

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Ávila celebrada este jueves ha dado luz verde a un programa de tarjetas sociales para alimentos que permitirá a las familias más necesitadas disponer de un saldo de 150 euros para la compra de alimentos y productos de primera necesidad. Se trata de una iniciativa pionera en la Comunidad.

La responsable municipal de Servicios Sociales, Patricia Rodríguez, ha presentado esta novedosa iniciativa, pionera en Castilla y Leónen la que se viene trabajando desde hace meses, con la intención de dar ayudas individuales mediante la concesión de tarjetas sociales de alimentos y productos de higiene de primera necesidad para las familias más necesitadas de nuestra ciudad.

 

Con un presupuesto inicial de 15.000 euros, este programa se pondrá en marcha a mediados de julio y se propone que cualquier familia que concurra con los requisitos establecidos, los propios de las Ayudas de Emergencia Social, pueda ser beneficiaria de una tarjeta con la que pueda adquirir estos productos de manera absolutamente normalizada, fundamentalmente en el caso de alimentos perecederos, más dificiles de conseguir por las administraciones y entidades del tercer sector.

 

Cada tarjeta tendrá un importe de 150 euros pero las familias no están limitadas a una sola tarjeta. Una vez consumida, los beneficiarios deberán justificar el gasto con los tickets de compra y si la comisión de prestaciones básicas lo considera oportuno se puede facilitar una nueva tarjeta. El establecimiento deberá facilitar a la familia el conocimiento del saldo restante en la tarjeta.

 

Los beneficiarios de esta ayuda deberán estar empadronados en Ávila y acreditar su situación de necesidad. Si ya son usuarios de los Servicios Sociales será suficiente con el expediente abierto y si son nuevos usuarios tendrán que cumplimentar los mismos requisitos que se piden para las Ayudas de Emergencia Social.

 

Los trabajadores sociales municipales serán los encargados de evaluar los criterios de valoración, que pasarán porque el solicitante no llegue a un mínimo de ingresos del 1,2 del IPREM y se valorará la situación social de la familia, si tienen menores a cargo, alguna persona con discapacidad...

 

El programa de tarjetas sociales, según ha informado Patricia Rodríguez, es absolutamente compatible y complementario con cualquier otro tipo de prestación social como la Renta Garantizada de Ciudadanía o las Ayudas de Emergencia SocialEl expediente se iniciará de oficio por el trabajador social y se aprobará en la Comisión de Prestaciones Básicas.

 

La responsable municipal de los servicios sociales ha informado de que el siguiente paso será invitar e informar  a todos los establecimientos de la ciudad que reunan los requisitos para poder hacer las compras de todo tipo de alimentos por parte de las familias.