El Ayuntamiento de Ávila podría salir del Plan de Ajuste seis años antes de lo previsto

Félix Olmedo, este lunes. / Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

El Ayuntamiento de Ávila podría salir del Plan de Ajuste en 2016, seis años antes de lo previsto, siempre y cuando se mantengan los buenos resultados económicos que en 2014 han permitido destinar un millón de euros a su amortización. Es el segundo año consecutivo con resultados positivos, según el balance del responsable municipal de Economía, Félix Olmedo.

El Ayuntamiento de Ávila obtuvo un resultado presupuestario positivo en 2014 de 2.191.490,55 euros, fruto de una ejecución del 96,58% en ingresos y el 94,39% en gastos, según ha informado este lunes el teniente de alcalde de Servicios Económicos, Félix Olmedo, quien también ha señalado que el ahorro bruto -antes de las amortizaciones- fue de 8.051.211,72 euros y la amortización financiera -el pago de los prestamos bancarios- ascendió a 5.445.386,72 euros.

 

Se trata del segundo año consecutivo en el que el Consistorio abulense arroja resultados positivos tras la fuerte crisis económica. En esta ocasión han dejado un remanente de tesorería de 1.939.370,13 euros del que, según ha señalado Olmedo, se destinará un millón de euros a amortizar el Plan de Ajuste adoptado en 2012 para recuperar en 10 años los 5,4 millones de euros del IVA devuelto del Palacio de Congresos Lienzo Norte y que en su momento se decidió destinar a gastos generales en lugar de a inversiones.

 

Este millón de euros, unido a los más de 800.000 que ya se destinaron tras el ejercicio 2013, dejan pendiente una amortización del Plan de Ajuste de algo más de 3 millones de euros, lo que ha llevado a Félix Olmedo a afirmar que, si los resultados económicos continúan a este nivel en los próximos años, no sería necesario mantener el Plan de Ajuste hasta 2022 como se planteó en un principio sino que "con estos números en el 2016 o como mucho en 2017 estaríamos fuera".

 

Olmedo se ha atrevido a vaticinar que durante los próximos cinco años, "y si no hay incidentes nacionales o internacionales que influyan", la ciudad de Ávila experimentará una recuperación económica a pequeña escala, pero sostenida, que apoyaría esta posibilidad de recortar el Plan de Ajuste.

 

En este sentido, el responsable municipal de Economía ha indicado que los impuestos muicipales "tienen que seguir bajando" en los próximos años "independientemente de la persona que esté al frente de la economía municipal", dejando entrever que quizá no sea él tras los comicios de mayo.

 

En cuanto a los pagos a proveedores, ha detallado que existe una deuda de ejercicios anteriores, hasta diciembre de 2013, de 61.700 euros, correspondientes en muchos casos a servicios no prestados y cuyas facturas se están depurando. Ha manifestado sentirse satisfecho y además ha informado de que en los últimos meses se ajustan a los 30 días de periodo medio de pago a proveedores que marca la ley, con cifras de 32,45 días en octubre, 25,10 en noviembre, 18,42 en diciembre y 26,36 en enero.

 

Así, Felix Olmedo ha asegurado que en estos momentos el Ayuntamiento de Ávila cumple los requisitos de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la Ley de Morosidad, el endeudamiento y la carga financiera y ha aventurado que el futuro de la ciudad, sin ser totalmente halagüeño, va a ser mejor".