El Ayuntamiento de Ávila busca agilizar las obras menores con la Declaración Responsable sobre Licencias Urbanísticas

Miguel Ángel García Nieto y Alberto Plaza, junto a las técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento. / Foto: Antonio S. Sánchez

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, el teniente de alcalde de Servicios a la Ciudad, Alberto Plaza, y los técnicos urbanismo del Ayuntamiento de Ávila, han presentado la Declaración Responsable sobre Licencias Urbanísticas, un documento que tiene por objetivo facilitar la actividad administrativa y económica, además de la ejecución de obras menores, con escasa incidencia sobre el urbanismo y que no necesitan una licencia expresa para llevarse a cabo.

De esta manera, aquellas personas que estén interesadas en realizar este tipo de obras, podrán adquirir un formulario en el departamento de urbanismo del Consistorio, rellenarlo y entregarlo directamente, de modo que se ahorra el tiempo de trabajo y espera que supondría la gestión administrativa, que llegaría a ser, según ha indicado Plaza, de entre nueve y diez días. Este procedimiento, sin embargo, no significará que la actividad administrativa de inspección y control desaparezca, sino que ésta, además del control documental, podrá ser realizada a posteriori.

 

El promotor manifestará con este documento tres cosas bajo su responsabilidad, como son que los actos a los que se refiere cumplen las condiciones prescritas en la normativa aplicable, que posee la documentación técnica exigible que así lo acredita y que se compromete a mantener el citado cumplimiento durante el tiempo que dure el ejercicio de los actos a los que se refiere.

 

Así, bajo esta modalidad de declaración responsable, podrán realizarse intervenciones como la modificación, reforma o rehabilitación de construcciones e instalaciones, cuando tengan carácter no integral o parcial; el cambio de uso de construcciones e instalaciones; cerramientos y vallados; la instalación de tendidos eléctricos, telefónicos y similares; el uso del vuelo sobre construcciones e instalaciones; la ejecución de obras e instalaciones en el subsuelo, cuando no tengan entidad equiparable a las obras de la nueva planta o ampliación ni afecten a elementos estructurales; las obras menores tales como sustitución, renovación o reparación de revestimientos, alicatados, pavimentados, falsos techos, carpintería interior, fontanería, instalaciones eléctricas, enlucidos y pinturas; y trabajos previos a la construcción, tales como sondeos, prospecciones, catas, ensayos y limpieza de solares.

 

Estarían excluidas, por tanto, todas aquellas que estuvieran sujetas a licencia, y no exime de la necesidad de obtener las autorizaciones sectoriales preceptivas y del pago de la tasa urbanística o impuesto de construcciones e instalaciones.