"El Ayuntamiento de Arévalo cecerna el transporte público de viajeros"

El Concejal del Ayuntamiento de Arévalo, Víctor Coello, ha denunciado que el Partido Popular suprimió el año pasado el servicio de bus a la estación de trenes, cargando con todo el peso de la crisis al usuario del ferrocarril y dejando sin transporte urbano a numerosas personas que utilizaban este transporte público para desplazarse por la ciudad

 “Cabe destacar las numerosas ocasiones en las que el Grupo de Concejales Socialistas ha denunciado el premeditado abandono y descontrol en la organización del bus urbano” dice Coello “Suprimieron marquesinas dejando a los usuarios a la intemperie y su concejal responsable es incapaz de instalar la información necesaria sobre horarios de parada y frecuencia del servicio” apunta. 

 

Destacan los socialistas que sí se realizan servicios de bus urbano a la estación en fines de semana pero éstos no son reglados sino a la carta, de forma puntual y para algún grupo de visitantes, hecho que a su juicio pone de manifiesto el desprecio con el que se trata a los vecinos de Arévalo y muestra una falta total de planificación. 

 

En otro orden de cosas desde el PSOE califican la actitud del Alcalde y Procurador en las Cortes de Castilla y León, Vidal Galicia, como un engaño a los ciudadanos al presumir de “haber parado un tsunami” con el tema del ferrocarril, cuando la realidad es que el propio PP ha propiciado la reducción de servicios ferroviarios y concretamente en Arévalo ahora solo se cuenta con nueve servicios de parada de tren en cada sentido, cuando en 2010 y con el gobierno socialista había 14 en cada sentido. “Una burla en toda regla y una justificación que nada tiene que ver con al necesidad real de los numerosos usuarios del transporte público a través de Renfe”. 

 

El Partido Socialista de Arévalo ha solicitado que se revisen de inmediato todos los extremos relacionados con el transporte urbano, que se optimice y que se restituyan todos los servicios de autobús "de forma que se atienda a las necesidades de habitantes y visitantes y ha exigido que el Alcalde desista de hacer este tipo de políticas que dejan morir los servicios hasta su extinción y que acaban con numerosos puestos de trabajo".