El Ayuntamiento confirma que su deuda financiera es de 48 millones y acusa a IU de manipulación de los datos

El teniente de alcalde de Asuntos Económicos del Ayuntamiento de Ávila, Félix Olmedo, ha explicado este miércoles que la deuda financiera del Ayuntamiento de Ávila a 31 de dicembre de 2013 era de 48.174.886,03 euros. Olmedo ha salido así al paso de las afirmaciones de Izquierda Unida, que va a buzonear octavillas asegurando que esta deuda llega a los 60 millones de euros, acusando a esta formación de "manipular intencionadamente" los datos presentados por el Consejo de Cuentas de Castilla y León

El responsable de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Ávila ha explicado que a 31 de diciembre de 2012 la deuda financiera del Consistorio era de 51.641.070,52 euros pero que durante 2013 se han amortizado préstamos de los bancos por valor de 4.687.890,09 euros, lo que dejaba la deuda en 46.953.000 euros. Igualmente ha recordado que durante el año pasado se solicitó un credito por 1.621.705 euros para realizar el pago a proveedores, que dejaba la cifra a finales de año en 48.174.886,03 euros.

 

Felix Olmedo ha denunciado asi la "manipulación intencionada" que Izquierda Unida ha realizado de los datos económicos presentados por el Consejo de Cuentas de Castilla y León, referidos a los ejercicios 2010, 2011 y 2012 "y que IU nos quiere vender como actuales".

 

En este sentido, Olmedo ha asegurado que la formación de izquierdas "sabe que el endeudamiento que ha dado no es el correcto porque en el borrador de presupuestos que les enviamos en noviembre era obligatorio presentar el estado de endeudamiento y con quien".

 

El responsable de la economía municipal ha rechazado además la inclusión que IU hace en esta deuda del adelanto de 5,5 millones de euros que hizo Aqualia sobre el canon del agua y los 4 millones del adelanto de la participación en los tributos del Estado que Zapatero realizó en los años 2008 y 2009, apuntando que "no es deuda financiera".

 

Felix Olmedo ha asegurado que el dato de la deuda "es de una total transparencia" ya que para su aprobación precisa de las comisiones informativas de Economía y Hacienda y los Plenos municipales, y posteriormente del Tribunal de Cuentas, "y sin estas aprobaciones es imposible que el Ayuntamiento consiga un crédito".

 

De donde viene la deuda

Los más de 48 millones de deuda financiera del Ayuntamiento de Ávila, ha explicado Félix Olmedo, provienen de distintos préstamos que se han solicitado a entidades financieras desde el año 2000 y que han permitido la ejecución de más de una treintena de proyectos de envergadura para la ciudad.

 

El CUM Carlos Sastre, el Episcopio, los campos de fútbol de Sancti Espíritu, el Centro 88 Torreones, la Casa de las Carnicerías, la Ciudad Deportiva de la Zona Norte, el cuartel de la Policía Local, el Auditorio de San Francisco, el Parque de Bomberos, el centro Jesús Jiménez Bustos, el Polivalente Sur, el Vicente Ferrer, la guardería Piedra Machucana, los puentes de las Sanguijuelas y José Bachiller, la rehabilitación de la Muralla, los colectores Norte y Sur y los palacios de Superunda y los Verdugo son solo algunos de la treintena de proyectos enumerados por Olmedo

 

El popular ha destacado que estos proyectos han supuesto una inversión cercana a los 250 millones de euros "pero la deuda es de 48, esto demuestra que la memoria es frágil". De igual manera, ha recordado que el grupo municipal de Izquierda Unida dio su voto favorable al creédito ICO que se solicitó en su momento y que es uno de los que señalan en las octavillas que van a buzonear.

 

En este sentido, Félix Olmedo ha calificado de "hipócritas" a los miembros de Izquierda Unida, formación que, según ha señalado, desde el año 2000 ha solicitado 41 millones de euros más del endeudamiento del PP "y si les hubiéramos hecho caso estaríamos en 96 millones de deuda".

 

Por otro lado, Olmedo ha recordado que el plazo de pago de las deudas con proveedores está en estos momentos entre los 50 y 60 días, cuando llegó a estar en 220, "lo que hubiera sido imposible sin pedir préstamos".

 

Sobre la deuda, Olmedo ha explicado que la Ley de Haciendas Locales pone el límite de endeudamiento en el 110% de los ingresos ordinarios del ejercicio, lo que da al Ayuntamiento de Ávila un techo de endeudamiento de 56 millones de eurosEn este sentido, el responsable municipal de Economía ha manifestado que "si generamos recursos para pagar y el endeudamiento está dentro de la ley no pasa absolutamente nada".

 

Por ello, ha señalado que el dato de IU, además de ser erróneo, "no son las cuentas del Ayuntamiento, es un dato económico que está sado de contexto intencionadamente para crear alarma".

 

Adelanto de tributos

Félix Olmedo ha recordado que el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero realizó un adelanto de la participación de los tributos del Estado que fue de 900.000 euros para 2008 y 3.100.000 para 2009, cifras que el Consistorio no fue capaz de recaudar debido al descenso en la recaudación de impuestos motivado por la crisis y que debe devolver.

 

La mediación de la Federación Española de Municipios y Provincias alargó el plazo de devolución de 5 a 10 años, durante los cuales el Estado retira la parte equivalente de la participación mensual de Ávila en los tributos del Estado para sufragar el pago. Olmedo ha indicado que aun restan 7 años de este plazo.

 

Año 2014

El teniente de alcalde de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Ávila ha adelantado este miércoles que el Ayuntamiento seguirá reduciendo la deuda financiera durante 2014. Felix Olmedo ha explicado que durante este año realizarán amortizaciones de los créditos por valor de 5,5 millones de euros que dajarán la deuda en 42 millones.

 

Sin embargo, también ha anunciado que se solicitará un crédito de tesorería de dos millones de euros para asegurar el correcto funcionamiento de los servicios municipales ya que los ingresos por recaudación de impuestos no llegarán hasta el mes de marzo.

 

Por otro lado, el portavoz del Equipo de Gobierno, José Francisco Hernández Herrero, ha recordado que el grupo municipal de Izquierda Unida "se ausentó del Pleno de presupuestos y rechazó explicar su postura".

 

Igualmente, ha destacado la incoherencia con la que actúa esta formación ya que "rechazan el buzoneo de las actividades municipales pero no les importa hacerlo con esto", lo que le ha llevado a pensar que "solo quieren desgastar al Equipo de Gobierno".

 

Noticias relacionadas