El Ayuntamiento asegura que no tendrá ningún perjuicio económico si Generávila va a concurso de acreedores

El equipo de Gobierno del PP asegura que Generávila no es una empresa municipal y no tienen empleados allí, y que las palabras de Chamorro sólo sirven para perjudicar a la sociedad. Ante la situación devenida, y tras las reflexiones realizadas, aseguran que existe unanimidad entre los cuatro grupos políticos municipales y el resto de consejeros de la Junta de Accionistas.

En relación con las declaraciones que ha efectuado el concejal socialista Juan Antonio Chamorro sobre Generávila, el Gobierno Municipal ha asegurado que "sólo han servido para perjudicar a esta sociedad", y ha aclarado que no se trata de una empresa municipal y que en la misma el Ayuntamiento tiene el 36 por ciento de las acciones, que no tienen empleados en ella, y que, además, "en caso de llegarse al concurso de acreedores no supondrá ningún perjuicio económico para nosotros".      

 

Según señalan, "la situación actual de la sociedad se ha producido por el error en los cálculos de las lluvias que se registran en Ávila por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero reflejados en el pliego de condiciones redactado por la misma para otorgar la concesión", y continúan diciendo que "tanto es así que en los cinco años en los que la sociedad está en funcionamiento, la lluvia caída ha sido un 50 por ciento menos de lo estimado en los mencionados cálculos por parte de la Confederación".    

 

Además, aseguran que "con la producción conseguida es totalmente imposible hacer frente a los préstamos de los que la sociedad es titular y, a pesar de los enormes esfuerzos realizados ante las entidades financieras para conseguir adecuar los pagos a la producción real, no se ha encontrado por parte de las mismas una solución favorable".    

 

Para el equipo de Gobierno del PP, "es muy importante resaltar que ante esta realidad, y una vez efectuadas las reflexiones oportunas, ha existido una decisión unánime de los cuatro grupos políticos municipales y del resto de consejeros de la sociedad, de convocar una junta de accionistas para el próximo día 3 de julio", y, desde el Consistorio abulense "se han realizado todos los esfuerzos posibles e imposibles para reconducir la situación, pero ante estas circunstancias tan desfavorables no ha sido posible alcanzar una solución".      

 

Noticias relacionadas