El Ayuntamiento aprueba unas Ordenanzas Fiscales marcadas por la moderación

El Pleno Corporativo del Ayuntamiento de Ávila correspondiente al mes de septiembre ha aprobado este miércoles el proyecto de Ordenanzas Fiscales para el próximo año con el apoyo del Partido Popular, las abstenciones de UPyD y PSOE y el rechazo de Izquierda Unida

El Ayuntamiento ha aprobado este miércoles en sesión plenaria ordinaria unas Ordenanzas Fiscales confeccionadas, según el portavoz del Partido Popular, José Francisco Hernández Herrero, "desde la moderación y con dos objetivos claros: los servicios sociales y el empleo, y que las rentas de los ciudadanos abulenses no tengan que aportar mayores recursos para el mantenimiento de su ayuntamiento".

 

Hernández Herrero ha informado de que el equipo de Gobierno ha incorporado al proyecto inicial un total de 22 enmiendas, once de allas a propuesta de UPyD, ocho el partido Socialista y tres de Izquierda Unida.

 

Esta última formación ha votado en contra de las ordenanzas propuestas y se ha mostrado en desacuerdo con el Equipo de Gobierno en temas como la modificación de las tasas de basura o el incremento del precio del aguaSu portavoz, Monserrat Barcenilla, les ha acusado de que "solo piensan en unos ciudadanos y les hacen pagar a otros".

 

Unión, Progreso y Democracia ya había anunciado que su apoyo a las ordenanzas quedaba condicionado a la incorporación en la tasa de basuras del Ayuntamiento de la tasa por tratamiento y eliminación de residuos que se cobra desde el Consorcio Provincial Zona Norte, hecho que no ha tenido lugar, por lo que finalmente se han abstenido en la votación.

 

El portavoz de la formación magenta, Álvaro Aparicio, ha expresado su esperanza de que se tomen en consideración más adelante planteamientos propuestos sobre otras tasas, como la tasa por la utilización privativa del dominio público local y la propia de basuras, para mejor distribución de la carga fiscal.

 

También se ha abstenido el Partido Socialista cuya portavoz, Yolanda Vázquez, ha explicado que las enmiendas presentadas pretendían "corregir desajustes" pora conseguir mayor justicia en determinados tributos, fomentar el uso de los servicios públicos, fomentar via fiscalidad municipal la reactivación económica y favorecer la implantación de empresas y negocios en la ciudad.

 

El Equipo de Gobierno ha dado el visto bueno a once de las enmiendas socialistas pero no ha sido así con la propuesta de creación de una zona franca libre de impuestos en la zona centro de la ciudad, propuesta que si bien resulta interesante a juicio del portavoz popular, también necesitará, ha señalado, un desarrollo normativo antes de constituirse en ordenanza.

 

Plan de Ajuste

El Pleno Municipal ha aprobado también este miércoles una operación de endeudamiento por importe de 1.221.705,60 euros y las consiguientes modificaciones del Plan de Ajuste, correspondiente a intereses y amortizaciones, al amparo del R.D.L. 8/2013 de 28 de junio, de medidas urgentes contra la morosidad de las administraciones públicas y de apoyo a entidades locales con problemas financieros.

 

Esta operación ha sido aprobada con el único voto en contra de Izquierda Unida cuya portavoz, Monserrat Barcenilla, ha señalado que "aumenta la deuda del Ayuntamiento, con los intereses respectivos y además no nos puede acercar a cumplir con la Ley de Morosidad".

 

La sesión plenaria del mes de septiembre también ha aprobado, a propuesta del grupo de Unión, Progreso y Democracia y por unanimidad, instar al Ministerio de Economía y Hacienda al desarrollo reglamentario que determine las condiciones para poder considerar una vivienda como desocupada a efectos del I.B.I.