El australiano Simon Gerrans sorprende a Sagan en el sprint de la tercera etapa

El corredor australiano Simon Gerrans, del Orica GreenEdge, se ha adjudicado la tercera etapa del Tour de Francia del Centenario, disputada entre Ajaccio y Calvi sobre 145,5 kilómetros, por delante del eslovaco Peter Sagan (Cannondale) y el español José Joaquín Rojas (Movistar), segundo y tercero.

Simon Gerrans sumó su cuatro triunfo del curso, después de las etapas en el Tour Down Under, Volta a Cataluña y Vuelta al País Vasco, al sorprender en un final de 'foto-finish' al favorito Sagan sobre la línea de meta de una etapa tras la que el belga Jan Bakelants (RadioShack) conserva el jersey amarillo.


Gerrans, Sagan y el propio Rojas se disputaron la victoria tras una jornada de 'media montaña', con con dos puertos de tercera y uno de cuarta antes de la ascensión al Col de Marsolino, puntuable de segunda categoría, a tan sólo 13 kilómetros de la meta, en la que la fuga la protagonizaron un quinteto integrado por Lieuwe Westra (Vacansoleil), Sébastien Minard (Ag2r), Alexis Vuillermoz (Sojasun), Cyril Gautier (Europcar) y Simon Clarke (Orica GreenEdge).

El 'cinco', forjado en los kilómetros iniciales, llegó contar con una ventaja máxima de hasta 4 minutos sobre el pelotón, liderado por el RadioShack del líder Bakelants, que apenas aventajaba en 1 segundo a un grupo de hasta 92 corredores, y fue neutralizado a apenas 15 kilómetros de Calvi.

En la ascensión al Marsolino se dejó ver el 'euskaltel' Igor Antón, que trató sin éxito de llegar a la cumbre para afrontar en solitario el descenso hacia la llegada. El mismo objetivo buscaron el líder de la montaña, el francés Pierre Rolland (Europcar), otro 'euskaltel', Mikel Nieve, Sylvain Chavanel (Omega Pharma-Quick Step) y el noruego Lars Nordhaug (Belkin).

Los cuatro se quedó a 4 kilómetros de la meta, en la que Gerrans y Sagan se lanzaron, cada uno por un flanco distinto de la carretera, en busca de ampliar su currículo. Gerrans rompió el pronóstico y Juan Antonio Flecha, el enamorado de las clásicas, fue sexto en la última etapa en la isla de Córcega previa al traslado de la caravana del Tour a Niza.

Niza albergará la salida y meta este martes de la cuarta etapa, una contrarreloj por equipos de 25 kilómetros sin apenas dificultades y en las que se podrán mover grandes desarrollos. El RadioShack del amarillo Bakelants, y también de Andy Schleck y Andreas Kloeden será el último en tomar la salida.