El Aula de Simulación Jurídica de la UCAV mejora la formación de los alumnos y su preparación para la superación del Examen de Acceso a la Profesión de Abogado

Imagen de Aula de Simulación Jurídica de la UCAV

Esta es una de las conclusiones del balance realizado por la  Universidad Católica de Ávila (UCAV) sobre su primera edición del Aula de Simulación Jurídica.

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha hecho balance de la primera edición del Aula de Simulación Jurídica, una iniciativa que ha puesto en marcha la UCAV el curso 2014/15 para los alumnos del Grado en Derechobajo la dirección del profesor de la UCAV y magistrado titular del Juzgado nº4 de Ávila, Javier García Encinar. Una actividad formativa que pretende mejorar la formación teórica y práctica de los alumnos de Derecho, así como su preparación desde el Grado para el Examen de Acceso a la Profesión de Abogado que tendrán que superar para poder ejercer la profesión de abogado o procurador.

 

El Aula de Simulación Jurídica permite, por un lado, la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos por los alumnos a lo largo de su formación y, por otro, que conozcan de forma práctica las dificultades que se puedan encontrar en el ámbito del procedimiento Civil y Penal. Según ha destacado la coordinadora del Grado en Derecho, Concha Roche, “esta iniciativa novedosa en el ámbito docente ha tenido una enorme acogida por parte del alumnado y además ha supuesto para ellos una satisfacción en todo el procedimiento”.

 

Se pretende proporcionarles las herramientas necesarias desde un punto de vista práctico para el ejercicio de la profesión de letrado o procurador, y también desde el punto académico para mejorar su preparación del examen de acceso a la profesión, como ha explicado el coordinador del Aula de Simulación Jurídica y magistrado titular del Juzgado nº4 de Ávila, Javier García Encinar.

 

Gracias al convenio que la UCAV mantiene con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), los alumnos realizan durante el curso simulaciones de juicios reales en las salas de vistas de los Juzgados de Ávila para situarles en un escenario de práctica real en el ejercicio de la labor profesional de un despacho de abogados, donde realizan el simulacro con las togas que cede el Ilustre Colegio de Abogados de Ávila y gracias a la participación de profesionales de la justicia. García Encinar ha asegurado que la respuesta “ha sido asombrosa, ya que los alumnos han demostrado una profesionalidad y entusiasmo encomiables y dignos de mención, que en ningún momento daban la sensación de estar en una simulación”.

 

A través del Aula de Simulación Jurídica, se plantea un caso por parte de un cliente y los alumnos deben realizarla labor de asesoramiento previo, así como decidir, redactar, elaborar y ejecutar las acciones oportunas que el caso requiera y en todos los procedimientos y etapas procesales que el caso requiera.