El Atlético tramita a la Real Sociedad en 10 minutos

Torres y Griezmann

El Atlético de Madrid se impuso este martes con solvencia a la Real Sociedad (2-0) en el estadio Vicente Calderón durante la jornada 30 de la Liga BBVA, gracias a los goles del delantero francés Antoine Griezmann y del defensa visitante Mikel González en propia puerta, sellando así un resultado que confirma a los madrileños en la tercera plaza de Primera División sin depender de sus rivales directos.

 

FICHA TÉCNICA


ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Gámez, Miranda, Giménez, Siqueira; Mario Suárez, Tiago, Koke; Arda Turan (Saúl, min.85), Griezmann (Gabi, min.89) y Fernando Torres (Raúl Jiménez, min.61).

REAL SOCIEDAD: Rulli; Zaldúa, Mikel González, Elustondo, Yuri; Rubén Pardo, Bergara, Xabi Prieto, Zurutuza (Finnbogason, min.74); Canales (Agirretxe, min.74) y Castro (Granero, min.81).

GOLES:

1-0, minuto 2, Mikel González en propia puerta.

2-0, minuto 10, Griezmann.

ÁRBITRO: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a Arda Turan (min.82) por parte del Atlético de Madrid.

ESTADIO: Vicente Calderón.

Diez minutos le bastaron a los de Diego Pablo Simeone para deshacerse de un endeble rival, nuevamente flojo a domicilio y que prosigue con su andadura en la zona media de la tabla clasificatoria, acusando en exceso la ausencia por lesión de un Carlos Vela que se antoja pieza clave para el conjunto entrenado por David Moyes.


En el primer tiempo, el conjunto realista se vio superado por el ímpetu de los rojiblancos, quienes arrancaron 'enchufados' para resolver el duelo al poco de oírse el pitido inicial y posteriormente ir economizando esfuerzos y energía para futuras 'batallas'.

Griezmann, ante su exequipo, empezó el partido ostentando claro protagonismo ofensivo, aunque en los primeros compases cedió los focos a Koke y sobre todo al tuco Arda Turan. La mediapunta colchonera generó entre ellos dos la primera ocasión de peligro al primer minuto, con el español centrando una falta desde el costado diestro para que el otomano, tras un barullo, culminara el lance con un remate al palo derecho del portero 'txuri-urdin' Gerónimo Rulli.

Acto seguido, el propio Koke botó desde el flanco izquierdo un córner que se convirtió en el 1-0, obra del central realista Mikel González que en su intento de despeje, desvió la pelota involuntariamente hacia su arco y superó a un Rulli contrariado.

Sin casi tiempo para ordenarse sobre el césped del Calderón, la Real Sociedad ya se veía por detrás en el marcador durante un encuentro que iba a medir su idea de pensar o no en aspiraciones europeas, y antes de que pudiera reaccionar apareció fugaz un ex, Griezmann, para ajusticiarla. El francés no perdonó un rechace de Rulli para poner el 2-0 e igualar, con 16 goles, su mejor marca goleadora en la Liga BBVA.

Con un ojo puesto en el descenso y otro en la persecución por los puestos de la Europa League, el club donostiarra pareció trasladar dicho dilema al terreno de juego este martes, ante un Atlético que no necesitó exprimirse para solventar la primera mitad. Tan solo un par de disparos lejanos, efectuados por Sergio Canales y Rubén Pardo, turbaron la tranquilidad de un Oblak casi inédito en la portería local.

En cambio, Rulli sí tuvo que intervenir un par de ocasiones más a sendos disparos desde lejos, primero encarando una bonita volea de Jesús Gaméz y posteriormente para mandar a saque de esquina un centro-chut de Koke.

JIMÉNEZ Y OBLAK ANIMARON LA SEGUNDA PARTE

A la vuelta del descanso, menguaron bastante los arreones rojiblancos hasta el último cuarto de hora. La Real Sociedad tampoco supo hallar la fórmula para inquietar a su adversario, lo cual hizo que bajara la intensidad de un duelo donde las sorpresas ya solo se reservarían para los jugadores suplentes.

Antes del primer cambio local, el lateral zurdo Siqueira consumó sin éxito su oportunidad de hacer el 3-0, al disparar defectuosamente con la pierna tras derecha una jugada algo trabada. A renglón seguido, el mexicano Raúl Jimenez sustituyó a Fernando Torres y fue quien gozó de las mejores ocasiones madrileñas hasta la conclusión.

Aunque Jiménez lo intentó un par de veces, no tenía la puntería afinada y el resultado ya no se movió del 2-0. Y eso que a punto estuvo el equipo guipuzcoano de acortar diferencias, por mediación de una falta directa ejecutada al borde del área desde la bota derecha de Esteban Granero; fue la oportunidad idónea para que Oblak se luciera con una estirada que despejó el balón a saque de esquina.

El encuentro murió sin más sobresaltos y el triunfo local corroboró al Atlético, y con fuerza, en la tercera posición de la Liga BBVA. El Valencia deberá remar una jornada más para continuar en la pelea de ese tercer lugar que ya se ha convertido en fetiche de un Simeone que tampoco descuida el periplo del Sevilla en la carrera por erigirse en la alternativa liguera a Real Madrid y FC Barcelona.