El Atlético tampoco quiere la Liga

Fernando Torres se lamenta en un Atlético de Madrid-Villarreal

Atlético de Madrid y Villarreal no consiguieron pasar del empate (0-0) en el partido que cerraba este domingo la vigésimo quinta jornada de la Liga BBVA, en un duelo que acabó decepcionando y que alejó casi definitivamente  los de Simeone del título de Liga.

 

 

FICHA TÉCNICA.


ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Filipe, Savic, Godín, Juanfran; Gabi, Saúl (Kranevitter, min.80), Koke, Correa (Vietto, min.69); Torres y Griezmann (Óliver Torres, min.62).

VILLARREAL: Areola; Mario, Bonera, Víctor Ruiz, Bailly; Rukavina, Bruno Soriano, Pina, Castillejo (Denis Suárez, min.67); Soldado (Adrián, min.63) y Bakambu (Leo Baptistao, min.82).

ÁRBITRO: Prieto Iglesias (C.Navarro). Amonestó a Gabi (min.69), Filipe Luis (min.73) por parte del Atlético de Madrid. Y a Samu Castillejo (min.61) y Bailly (min.77) en el Villarreal.

ESTADIO: Vicente Calderón.

El conjunto rojiblanco volvía al Calderón sabedor de la victoria (1-2) del Barça frente a Las Palmas de este sábado, y con la obligación de sumar los tres puntos que les permitieran recuperar el segundo puesto de la clasificación -en manos del Madrid a pesar de su empate (1-1) en La Rosaleda- y les mantuvieran en la pelea por el título liguero. Todo ello, con la vista puesta en el derbi de la próxima jornada en el que los colchoneros pueden poner tierra de por medio con los blancos, y con un Fernando Torres en racha tras anotar en las dos últimas jornadas frente a Eibar y Getafe.


El duelo comenzó con un Atlético de Madrid más preocupado por presionar y dificultar la salida del rival, que por crear fútbol, y un Villarreal que aguardaba en su campo esperando un contragolpe que le diera alguna opción. Ninguno de los dos arriesgaba conscientes de la entidad del adversario, y así era complicado que alguno sorprendiera.

Tan solo Correa -que hoy dejó en el banquillo a Óliver Torres- y Griezmann fueron capaces de crear algo de peligro durante los primeros cuarenta y cinco minutos. El argentino a punto estuvo de robarle la cartera a Víctor Ruíz y quedarse solo ante Areola para hacer el 1-0. Diez minutos después (42'), el francés tenía en sus botas -o mejor dicho, en su cabeza- el primero de la tarde. El '7' peinó un centro perfecto de Juanfran desde la izquierda, pero su testarazo se marchó desviado por my poco.

Y así, sin apenas ocasiones, y con menos fútbol, se llegó al final de la primera mitad. Tras el paso por vestuarios, los del 'Cholo' optaron por un juego más de toque y con menos pases en largo, que ya habían dejado ver en los últimos compases del primer tiempo. Fue entonces cuando se vieron los mejores minutos de un Atlético de Madrid que fue madurando hasta encerrar al Villarreal aún más en su propio campo y hacerse dueño del encuentro.

Pero como a veces ocurre, no siempre el que domina encuentra su recompensa en forma de gol. De hecho, fueron los de Marcelino García Toral quienes a punto estuvieron de adelantarse en el marcador, por mediación de Bakambu, hasta en dos ocasiones. En primera instancia, el congoleño salió rapidísimo al contragolpe y se quedó solo ante Oblak, pero falló en el mano a mano (63'). Apenas seis minutos después, el delantero no llegó por los pelos a un centro de Denis Suárez y el balón lo atrapó un Oblak con unos reflejos perfectos a pesar del poco trabajo que había tenido en el día de hoy.

Los minutos transcurrían y ambos equipos comenzaban a impacientarse, conscientes de que el reparto de puntos era insuficiente para sus intereses pero, sobre todo, para los de un Atlético de Madrid que estaba a ocho puntos del Barcelona. El 'Cholo' dio entrada a Óliver Torres, Vietto, y Kranevitter, en detrimento de Griezmann, Correa y Saúl, y Marcelino -como si de una partida de ajedrez se tratara- hizo lo propio con Adrián, Denis Suárez y Baptistao, por Soldado, Samu Castillejo y Bakambu.

Sin embargo, el tiempo se echó encima y ambos conjuntos acabaron pagando la parsimonia mostrada durante toda la primera mitad. Tan solo Vietto pudo dar la campanada ya en el 91', pero Bailly taponó a las mil maravillas y su disparo se marchó a la izquierda de la portería de Areola. Así, el 0-0 inicial se mantuvo en el marcador y el Atlético se dejó dos puntos de oro en su pelea por la Liga con Barça y Madrid.

De esta forma, los colchoneros se mantienen segundos, aunque a ocho puntos del líder Barcelona. Una distancia difícil de remontar, pero no imposible. Por su parte, el submarino amarillo permanece en puestos de Champions como cuarto clasificado, con 49 puntos.