El Atlético se la juega con la carta del Calderón

Griezmann disputa un balón con Castro en el partido de ida

Los rojiblancos, invictos en casa, sin margen de error ante el Bayer Leverkusen. 

 

POSIBLES ALINEACIONES

ATLÉTICO DE MADRID: Moyá; Juanfran, Miranda, Giménez, Gámez; Mario Suárez, Gabi, Koke, Arda Turan; Griezmann y Mandzukic.

BAYER LEVERKUSEN: Leno; Hilbert, Toprak, Spahic, Wendell; Castro, Bender, Bellarabi, Son; Calhanoglou y Kiessling.

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA).

ESTADIO: Vicente Calderón.

HORA: 20.45/La1.

El Atlético de Madrid deberá superar definitivamente sus males si quiere clasificarse para los cuartos de final de la Liga de Campeones, en un encuentro el que deberá remontar el 1-0 del BayArena para doblegar en su fortín (20.45 horas/La1) a un Bayer Leverkusen que tuvo en su mano una mayor renta en la ida y que dejó escapar vivo a un conjunto 'colchonero' que ha bordeado el suspenso en un mes exigente.

Una vez más con bajas importantes, con Godín y Tiago sancionados, que deberían ser suplidos por Giménez y Mario Suárez, los de Diego Pablo Simeone deberán superarse a sí mismos y mostrar su mejor versión, esa que se vio ante el Real Madrid (4-0) y que no ha vuelto a repetirse desde entonces, con decepciones ante Celta (2-0), Sevilla (0-0), Valencia (1-1), Espanyol (0-0) y, sobre todo, Bayer Leverkusen (1-0).

El mes más exigente del calendario rojiblanco se ha saldado con el equipo en cuarta posición en la Liga BBVA, superado por el Valencia, lo que les deja pocas opciones de visitar Neptuno tras ganar cinco de sus últimos 14 partidos en todas las competiciones, y la decepción podría ser descomunal si se consuma la eliminación en Liga de Campeones, torneo donde el año pasado fue subcampeón.

Si al 'Cholo' le faltan mantras para sacar adelante al equipo, que ha marcado un gol en sus últimos cuatro partidos, la plantilla se vuelve mortal y no se asemeja a la que fue en el derbi, y ni mucho menos a la del curso pasado, aunque lo cierto es que la sensación de que el encuentro ante el Bayer Leverkusen se resume en 'ahora o nunca', una situación en la que el Atlético y su técnico, experto en las eliminatorias a doble partido, se manejan bien.

El auspicio para el Atlético será de nuevo el Calderón, que se llenará para arropar a los suyos en una cita clave, y hacer buena la estadística que dice que han ganado 20 de los últimos 22 encuentros europeos en casa, donde están invictos esta temporada en Liga de Campeones, con diez goles a favor y ninguno en contra, factor este último que debe mantener para no complicarse la vida ante un rival con potencial ofensivo.

La historia también invita a la remontada, ya que los rojiblancos se han impuesto en 10 de los 15 partidos frente a equipos alemanes, ante los que ha pasado en sus últimas cinco eliminatorias.

Para ello, el centro del campo deberá recuperar sensaciones con Koke y Arda sanos para asistir a Griezmann y Mandzukic, que parece que volverán a ser la pareja ofensiva, dejando en esta ocasión a Fernando Torres en el banco como revulsivo, para terminar con la sequía de la delantera, que se extiende ya a cuatro partidos tras los goles del croata y el francés ante el Almería (3-0).

El otro cambio en el once que no es obligado por sanción es el del lateral izquierdo donde Simeone tiene previsto repetir con un 'diestro' como Jesús Gámez, ya habituado a esa posición, tras dejar fuera de forma un tanto sorprendente a Guilherme Siqueira, el titular de esa posición.

EL BAYER SE REARMA PARA ASALTAR EL CALDERÓN

Por su parte, el Bayer Leverkusen llega a la cita europea arrasando desde su victoria ante el Atlético en el BayArena, ya que encadena cuatro victorias consecutivas en Alemania, las dos últimas con goleadas ante Paderborn (0-3) y Stuttgart (4-0), y puede recuperar a su once de gala para desplegarlo en el césped del Vicente Calderón.

De cara al partido, las molestias de Spahic y Bender serán lo más preocupante para Roger Schmidt, aunque la sensación es que forzarán para partir en un once en el que Drmic amenaza con quitarle el puesto a Kiessling en punta, y formar arriba junto a un Heung-Min Son con la puntería afinada y el goleador del encuentro de ida, Calhanoglou, que suena para 'grandes' de Europa, entre ellos el FC Barcelona.

Con una contra letal y el marcador a favor, los alemanes tratarán de aprovechar la herida rojiblanca para sellar su pase a la siguiente ronda, rompiendo todos los pronósticos, que daban favorito al Atlético, y acceder por primera vez a cuartos desde 2002, cuando solo el Real Madrid fue capaz de vencerles en la final de Glasgow (2-1).

De todos modos, se espera una repetición del tenso partido que se vivió en el BayArena, de mucho contacto y fricción, donde el Atlético tratará de marcar lo antes posible para calmar las prisas ante un rival que buscará controlar la más que presumible salida impetuosa de su rival.
 

 

Noticias relacionadas