El Atlético ruge al unísono con el Calderón para llegar a cuartos

Mario Suárez marcó el gol que igualó la eliminatoria

El Atlético de Madrid ha conseguido este martes con sufrimiento su clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones, después de vencer en la tanda de penaltis al Bayer Leverkusen (1-0) en un abarrotado estadio Vicente Calderón, y donde los madrileños superaron la eliminatoria equilibrada gracias al gol de Mario Suárez.

   

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATLÉTICO DE MADRID: Moyà (Oblak, min.22); Juanfran, Miranda, Giménez, Gámez; Mario Suárez, Koke, Cani (Raúl García, min.46); Arda Turan, Griezmann y Mandzukic (Torres, min.83).

 

BAYER LEVERKUSEN: Leno; Hilbert, Toprak, Spahic, Wendell; Castro, Bender (Papadopoulos, min.104), Son (Rolfes, min.77), Calhanoglu; Bellarabi y Drmic (Kiessling, min.69).

 

GOL

   1-0 min.27, Mario Suárez.

 

TANDA DE PENALTIS

   0-0, falla Raúl García.

   0-0, falla Calhanoglu.

   1-0, gol Griezmann.

   1-1, gol Rolfes.

   2-1, gol Mario Suárez.

   2-1, falla Toprak.

   2-1, falla Koke.

   2-2, gol Castro.

   3-2, gol Torres.

   3-2, falla Kiessling.

 

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Giménez (min.30), Gámez (min.72), Mario Suárez (min.75) y Torres (min.110) por parte del Atlético de Madrid; y a Spahic (min.26), Toprak (min.65), Calhanoglu (min.78), Wendell (min.89), Kiessling (min.102) y Papadopoulos (min.113) en el Bayer Leverkusen.

 

ESTADIO: Vicente Calderón.

El conjunto colchonero, muy arropado desde el inicio por su afición, salió a morder a su rival para tratar de voltear el desfavorable 1-0 cosechado en el BayArena. Sin embargo, los pupilos de Diego Pablo Simeone exhibieron en el arranque menos fervor que en otros encuentros de similar calado, como por ejemplo en la vuelta de los cuartos en la Copa del Rey ante el FC Barcelona. Mientras en aquella ocasión salieron en tromba, con gol de Torres incluido, esta vez pecaron de nervios e imprecisión.

 

De hecho, el mediapunta visitante Karim Bellarabi dio el primer susto a la grada del Calderón, culminando una entrelazada jugada del Leverkusen con un disparo raso desde la frontal del área de Moyà. El portero rojiblanco, lesionando a los 20 minutos, vio con tranquilidad cómo la pelota rebotaba en un defensa para acabar en córner. Y precisamente los córners fueron el principal arma de los locales, quienes hallaban en las esquinas una grata alternativa a la falta de fluidez.

 

El Bayer apenas merodeaba los dominios del guardameta suplente Jan Oblak, que no tuvo demasiado trabajo en una primera mitad que poco a poco se decantaba del lado colchonero. Un activo José María Giménez en el centro de la zaga, junto al propio Oblak, desbarataba desde atrás las arremetidas alemanas; al mismo tiempo, esa solvencia defensiva propiciaba que los madrileños se desperezaran en ataque.

 

Casi a la media de hora de partido, el centrocampista Mario Suárez adelantó al Atlético con un zurdazo que entró con algo de fortuna en el arco defendido por Bernd Leno. Tras una serie de rechazos, Cani asistió de cabeza al goleador para que éste inaugurase el marcador desde el borde del área; su remate tropezó en Toprak y ese desvío modificó la trayectoria del balón para infortunio de un Leno que no pudo hacer nada.

 

El mismo Mario Suárez, quizá espoleado por su titularidad en sustitución del sancionado Tiago, a punto estuvo de hacer el segundo gol a los 38 minutos. El mediocentro 'cazó' otro balón en la media luna del Leverkusen y disparó con la derecha buscando la escuadra, pero la pelota golpeó en un defensor y la comba se marchó por encima del travesaño alemán. El intermedio se alcanzó sin mayores sobresaltos, con ambas escuadras firmando un resultado que en ese momento conducía a la prórroga.

 

SIMEONE BUSCA SOLUCIONES EN SU BANQUILLO 

 

A la vuelta de vestuarios, Simeone dio entrada a Raúl García para suplir a Cani. La sorprendente apuesta del 'Cholo' solo había funcionado a medias en el primer acto, y para el segundo buscaba la resolución de uno de sus habituales estiletes ofensivos. La asociación del navarro con Arda Turan aireó las ideas del turco, de cuyas botas salió la mejor oportunidad del Atlético en la segunda mitad.

 

Mediada esa segunda parte, Arda consumó una hilvanada jugada de sus compañeros, ejecutando un derechazo raso que repelió Leno. Su rebote fue despejado finalmente por la defensa germana, más atareada en los compases finales del choque. El Atleti achuchaba sin mayor premio que forzar saques de esquina, con cerradísimos lanzamientos de Koke que no encontraban el testarazo adecuado para firmar un 2-0 que no llegaba.

 

El árbitro italiano Nicola Rizzoli decretó el final de los 90 minutos protocolarios y ambos equipos se encaminaron a la prórroga, donde el Bayer Leverkusen empezó con algo más de garbo que su contrincante. Bellarabi seguía siendo el más destacado entre las filas teutonas, cayendo a los dos costados para intentar desequilibrar una defensa bien amarrada por el uruguayo Giménez.

 

Las sensaciones no mejoraban por la ribera del Manzanares, pues la inexactitud se apoderaba de un Atlético que tal vez pensaba en la tanda de penaltis. Pero de esa idea no quería ni hablar Raúl García, que disfrutó de una buena ocasión nada más iniciarse la segunda parte de la prórroga. El jugador navarro se coló en el área rival para recibir un pase de Arda y soltar un zurriagazo con la derecha. Leno frenó la pelota para mandarla con sus manoplas a córner, el enésimo ya en la cuenta local.

 

Simon Rolfes rubricó la gran ocasión de los suyos en el tiempo extra, con un disparo casi desde el centro del campo que por poco sorprende a un Oblak debía erigirse en el héroe de la noche colchonera. Fernando Torres pudo rehuir a sus compañeros de la tanda de penales si conecta con más potencia un remate de cabeza, después de un centro que venía bien puesto desde el flanco derecho.

 

Pero esa pelota no entró y los dos conjuntos dirimieron su billete de cuartos desde los 11 metros, donde Torres obró, ahora sí, el ansiado tanto de la clasificación del Atleti. En el quinto turno de lanzamiento local, el delantero madrileño marcó el 3-2 que ponía en ventaja a los de Simeone. Justo a continuación, en el décimo penalti de la tanda, Stefan Kiessling marró su disparó; su balón salió por encima del larguero de Oblak y las esperanzas del Leverkusen se desvanecieron con el error.

 

El Atlético, con muchos apuros, logró su triunfo número 21 de los últimos 23 encuentros europeos jugados en casa; además, los rojiblancos continúan invictos esta temporada en 'Champions League', con once goles a favor y ninguno en contra. La historia invitaba a la remontada, ya que los colchoneros se habían impuesto en 10 de los 15 partidos frente a equipos alemanes, ante los que había pasado en sus últimas cinco eliminatorias. Ahora ya son seis rondas del 'K.O.' con el Atlético triunfante ante enemigos germanos.

Noticias relacionadas