El Atlético de Madrid condena "enérgicamente" los incidentes y aboga por luchar contra "esta lacra en el deporte"

El más grave de los heridos fue rescatado del río Manzanares y presentaba traumatismo craneoencefálico, hipotermia y estaba en parada cardiorrespiratoria.

El Atlético de Madrid ha condenado "enérgicamente" los incidentes ocurridos tras una reyerta entre aficionados del conjunto rojiblanco y del Deportivo de la Coruña, que se enfrentan este mediodía en el Estadio Vicente Calderón, y que ha dejado al menos 13 heridos en las proximidades de Madrid Río, uno de ellos en estado crítico.

  

"Todos juntos debemos luchar para acabar con la lacra de la violencia en el deporte", reza el comunicado de la entidad madrileña. "Los valores que fomenta el deporte deben prevalecer por encima de cualquier rivalidad y todos juntos debemos luchar contra la lacra de la violencia", continúa el escrito.

  

La pelea se produjo en torno a las 9.00 horas, en las proximidades de Madrid Río, por la zona de Avenida de Manzanares, calle Virgen del Puerto y calle San Rufo. Por el momento hay dos detenidos y una treintena de identificados, y no se descartan nuevas detenciones.

  

El más grave de los heridos es un hombre de unos 40 años a quien ha tenido que rescatar del río Manzanares la Unidad de Buceo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Una vez extraído del agua, efectivos del Samur-Protección Civil han comprobado que el varón presentaba un traumatismo craneoencefálico, hipotermia, y estaba en parada cardiorrespiratoria. Tras varios minutos realizándole maniobras de reanimación han conseguido sacarle de la parada y le han trasladado en estado crítico al Hospital Clínico.

 

  

Por otra parte, el Samur ha atendido, hasta esta hora, a otros 11 aficionados del Atlético de Madrid y Deportivo, uno de los cuales también estaba en el río, y a una agente de policía. Las atenciones en la mayoría de estos casos han sido por brechas en la cabeza producidos por golpes, por lo que unos han sido trasladados a centros hospitalarios para realizarles una sutura y otros han sido dados de alta en el lugar.