El Atlético acaba con 17 años de espera nacional y 14 sin ganar al Madrid

Primer doblete rojiblanco con un entorchado europeo y otro doméstico.

El Atlético de Madrid puso fin este viernes a una espera de 17 años para volver a conquistar un título a nivel nacional, su décima Copa del Rey, y podrá presumir por fin de tener un año con otro doblete, pero éste especial porque el otro entorchado fue a nivel europeo tras la conquista de la Supercopa.

 

El conjunto rojiblanco no disfrutaba de ningún éxito a nivel nacional desde su histórico doblete de la temporada 1995-1996 cuando ganó la Liga y la final copera en La Romareda por 1-0 al FC Barcelona con gol de Milinko Pantic.

 

Desde aquel día, las penurias prácticamente serían más protagonistas que las alegrías. Una dramática eliminación en la Liga de Campeones ante el Ajax al año siguiente y luego el descenso al 'infierno' de la Segunda División, del que le costó salir dos temporadas para intentar recuperar el lugar perdido.

 

A ello, hay que unir dos finales consecutivas en la Copa del Rey, ante el Valencia y el Espanyol en 1998-1999 y 1999-2000, ambas saldadas con derrota y con alguna imagen para agravar la derrota como la de la pillería de Raúl Tamudo a Toni Jiménez, justo el mismo año que el equipo certificaba su descenso.

 

Por ello, la afición tuvo que sufrir una década de pocas cosas que celebrar, hasta la campaña 2009-2010, cuando tras fallar con algo de estrépito en la Liga de Campeones, llegó 'rebotado' a la Europa League, que acabó ganando al derrotar al Fulham por 2-1 con un tanto de Diego Forlán, curiosamente también en la prórroga. Esa temporada a los entrenados por Quique Sánchez Flores se les escapó la Copa del Rey tras perder la final en el Camp Nou ante el Sevilla.

 

La temporada 2010-2011 comenzó bien con la victoria en la Supercopa de Europa ante el Inter de Milán, pero ya no hubo más éxitos, y en la siguiente, bajo el liderazgo de Radamel Falcao y con el impulso que supuso para hasta entonces un alicaído equipo la llegada de un mito del doblete como Diego Pablo Simeone, el Atlético se volvió a coronar en la Europa League, con una demostración en la final ante el Athletic Club de Bilbao.

 

El 'Cholo' revitalizó al equipo, que este año se clasificó directamente y con autoridad para la próxima Liga de Campeones y que además inició la temporada con una nueva muestra de poderío en el Viejo Continente al arrollar en la final de la Supercopa de Europa al poderoso Chelsea por 1-4.

 

El conjunto rojiblanco falló posteriormente en el que había sido su torneo favorito, cayendo en el primer cruce ante el Rubin Kazán, pero consagró sus esfuerzos al torneo del k.o, firmando un brillante camino que cerró del mejor modo posible al batir al Real Madrid en la final del Santiago Bernabéu (1-2).

 

Un 17 de mayo de 1974, el Atlético perdía la final de la Copa de Europa en la repetición del partido ante el potente Bayern de Múnich alemán por 4-0. 39 años después esa fecha quedará en el olvido con esta victoria que pone fin además a 14 años sin ganar al gran rival.