El 'Atleti' se deja remontar y siembra dudas

El equipo del 'Cholo' Simeone pierde en casa frente al Benfica (1-2) y se deja remontar el partido en Champions.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Giménez, Filipe Luis; Óliver Torres (Saúl, min.63), Gabi, Tiago, Correa (Fernando Torres, min.76); Griezmann (Vietto, min.72) y Jackson Martínez.

  

BENFICA: Julio César; Sernedo, Jardel, Luisao, Eliseu; Guedes, Almeida, Samaris (Fejsa, min.73), Gaitán; Jiménez (Mitroglou, min,72) y Jonas (Pizzi, min.80).

 

GOLES

 

   1-0, minuto 23. Correa.

   1-1, minuto 36. Gaitán.

   1-2, minuto 51. Guedes.

 

ÁRBITRO: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Jackson Martínez (min.40), Óliver Torres (min.55), por el Atlético, y a Eliseu (min.26), Luisao (min.28), Samaris (min.40), Jardel (min.82), por el Benfica.

 

ESTADIO: Vicente Calderón.

El Atlético de Madrid puso fin este miércoles a su buena racha como local en la Liga de Campeones tras perder por 1-2 ante el Benfica portugués en la segunda jornada del Grupo , lo que supone un paso atrás en las intenciones de finalizar como primero y de llegar con las mejores sensaciones al derbi del domingo ante el Real Madrid.

  

El equipo rojiblanco no perdía en Europa desde febrero de 2013 cuando cayó, en la Europa League ante el Rubin Kazán. Desde entonces, en su retorno a la 'Champions', sólo había cedido dos empates, ambos sin goles, ante el Chelsea y el Real Madrid, una racha que, aunque habían pasado rivales de más enjundia actual, se encargó de finiquitar el equipo lisboeta, que también acabó con siete partidos europeos consecutivos sin encajar gol los de Diego Pablo Simeone.

  

No fue la mejor noche de un conjunto colchonero, impreciso y más voluntarioso que fluido, que además dejó escapar la iniciativa en el marcador tras el gol de Correa, que respondió a la confianza de su técnico. El Benfica lo pasó mal tras el 1-0, pero se encontró con el empate de Gaitán, el mejor de los suyos junto a Julio César, y luego sentenció en un gran contragolpe liderado por su 'diez' para endosar a su rival su segunda derrota consecutiva y avivar las dudas antes de la visita del Real Madrid.

 

El Atlético no pudo meterle la intensidad deseada y requerida por el 'Cholo' Simeone en la previa. Demasiado impreciso en la salida de balón y sin encontrar en el pelotazo largo la corpulencia de Jackson Martínez, el conjunto rojiblanco decidió intimidar a su rival con el balón parado. Tiago estrelló con violencia su remate en el cuerpo de André Almeida en un saque de esquina en lo que fue la mejor opción en el tramo inicial

  

A los locales les costó encontrarle el gusto al partido, con Griezmann irregular y Jackson Martínez más voluntarioso que acertado, aunque su brega recibía como recompensa el cariño de la grada del Calderón. Por ello, casi todo pasaba por las botas de un Correa, que demostró sus virtudes y que vio como su disparo a portería se topaba con Jardel. El Benfica también tuvo una buena ocasión, tras una mala salida de Oblak, que acabó en un globo de Guedes que sacó bajo palos Godín.

  

A partir de ahí, y gracias a su insistencia por los lados, sobre todo con Juanfran Torres, el Atlético tuvo peligro real. Jackson la tuvo tras un buen pase de Gabi en lo que fue el preludio del 1-0, una buena combinación entre el lateral alicantino y Griezmann, cuyo sutil primer toque en el corazón del área lo remachó sin paliativos Correa.

  

El tanto dejó 'tocado' al equipo portugués. Griezmann amenazó y Jackson tuvo en su cabeza el 2-0 en dos ocasiones, pero se topó con el palo y con Julio César. Sin embargo, fue el Benfica el que se encontró con el gol en un remate en el segundo palo de Gaitán tras un centro de Guedes. Los aficionados benfiquistas lo celebraron con lanzamiento de bengalas, provocando el enfado de la grada y cierta desconexión hasta el descanso de los locales, con el delantero colombiano como protagonista por un rifirrafe con Eliseu y una oportunidad final.

 

GAITÁN DIRIGE, JULIO CÉSAR CONTIENE

  

La vuelta de los vestuarios trajo un jarro de agua fría para los colchoneros. El Benfica volvió a encontrar a sus dos mejores jugadores, en esta ocasión con cambio de papeles respecto al primer gol. Gaitán dirigió un contragolpe perfecto por la izquierda y envió un preciso pase al lado contrario donde Gonzalo Guedes batió de toque cruzado a Oblak.

  

El partido se ponía cuesta arriba para los de Diego Pablo Simeone, castigados en dos jugadas aisladas, pero incapaces igualmente de encontrar la forma de llevar la contienda a su terreno. Sin embargo,a base de empuje, lograron tener ocasiones para empatar, a riesgo de dejar más espacio a la espalda para la velocidad de los atacantes visitantes.

  

Además, el veterano Julio César se erigía entonces en protagonista de los suyos con dos buenas paradas, sobre todo una a bocajarro ante Correa, que ya en el primer tiempo había desaprovechado una similar. Luisao, instantes después, metía la cabeza providencialmente al remate de un Jackson desesperado. El argentino lo volvía a intentar, pero disparaba flojo cuando tenía a Griezmann bien situado.

  

Simeone metió a Saúl en lugar de un desacertado Óliver Torres en busca de tener algo más en el centro del campo, zona en la que Gaitán empezaba a ser un continuo peligro con sus diagonales. Poco después, dio entrada a Vietto por un gris Griezmann, mientras que Rui Vitoria apostaba por refrescar arriba con Mitroglou en lugar de un Raúl Jiménez que no brilló en su vuelta al Calderón, donde la afición le brindó aún menos cariño que en su etapa como rojiblanco.

  

Para el tramo final, el 'Cholo' se la jugó a la baza de Fernando Torres, sustituto de un Ángel Correa ya con poca gasolina después de un partido de mucho esfuerzo. Pero el conjunto lisboeta supo defenderse con orden ante las pocas ideas ofensivas de los locales y llevarse tres puntos de mucho valor. El Atlético, por su parte, suma su tercera derrota de la temporada y, lo más preocupante, la segunda en el Calderón tras la liguera ante el FC Barcelona.

Noticias relacionadas