El Athletic Club confirma que Ander Herrera ha abonado su cláusula de rescisión

El centrocampista español Ander Herrera ha dado el paso para poder fichar por el Manchester United inglés después de proceder al pago de su cláusula de rescisión de 36 millones, según confirmó el Athletic Club de Bilbao.

El jugador había despertado el interés de los 'red devils', que ya intentaron su fichaje el pasado verano y que habían vuelto con fuerza para reforzar su equipo para la nueva campaña y donde ya militan el portero David de Gea y el mediapunta Juan Mata, con los que ya coincidió en la Sub-21.

El equipo bilbaino anunció este jueves que había rechazado una oferta de 36 millones ya que no quería que la operación figurase como un traspaso, emplazando al club británico al pago unilateral de la cláusula si quiere realizar el fichaje.

"En la tarde de hoy, día 26 de junio de 2014, la LFP ha certificado al Athletic Club que Ander Herrera ha cumplido los requisitos exigidos en la normativa aplicable para la válida resolución unilateral del contrato de trabajo que le unía a nuestro club", apuntó el club vasco en un comunicado en su web.

El Athletic indicó que el propio Herrera "ha manifestado su voluntad de extinguir y resolver unilateralmente la relación contractual que le unía desde el pasado 11 de julio del 2011" y que se había depositado "el importe de la indemnización establecida en el contrato".

"El Athletic Club agradece al jugador Ander Herrera su dedicación durante las tres temporadas que ha permanecido en el club y le desea lo mejor en sus futuros proyectos deportivos", sentenció la entidad vizcaina.

Por su parte, Josu Urrutia, presidente del equipo, recalcó que el Athletic "debe aspirar a jugadores cuya primera opción sea defender la camiseta del club". "En tal sentido, la decisión de Ander Herrera no está alineada con esa idea, por lo que supone una decepción para el club", lamentó.

"En su día, concretamente para comenzar la campaña 2011-12, el Athletic Club fichó a Ander Herrera del Real Zaragoza y hoy, con contrato en vigor y contando dentro de nuestro proyecto deportivo, ha asumido las dos condiciones ya conocidas para irse de la entidad, es decir, querer abandonar el club y abonar la cláusula de rescisión recogida en su contrato", continuó el exfutbolista.

Con todo, el mandatario reconoció que no era "un momento agradable", pero que no alteraba "en nada" ni la "filosofía" ni la "manera de concebir la línea en la que debe trabajar el club". "Tenemos una plantilla jugadores con un gran potencial competitivo, y seguiremos adelante con la misma determinación", aseguró.