El Ăşltimo duelo Zapatero-Rajoy, salpicado de llamadas de atenciĂłn, murmullos, aplausos y aspavientos

JosĂŠ Bono regaĂąa a un ex secretario de ComunicaciĂłn de Zapatero y a un estrecho colaborador de Rajoy

Murmullos, aspavientos, llamadas de atención del presidente del Congreso, JosÊ Bono, e incluso guerra de aplausos fueron protagonistas del duelo parlamentario entre el jefe del Ejecutivo, JosÊ Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, del martes, el último que ambos protagonizan en un Debate sobre el estado de la Nación tras el anuncio de Zapatero de no volver a ser candidato.

La intervenciĂłn inicial de Rajoy, en la que recriminĂł al Gobierno la gestiĂłn de la crisis y ha exigido en diversas ocasiones un adelanto electoral, emocionĂł sobremanera a la bancada 'popular', que no hacĂ­a mĂĄs que dedicar aplausos hacia su lĂ­der.

Pero tambiĂŠn las palabras del lĂ­der del primero partido de la oposiciĂłn hicieron que los socialistas apoyaran a Zapatero en una bronca rĂŠplica que obligĂł a Bono a rogar silencio a sus seĂąorĂ­as, sobre todo cuando el jefe del Ejecutivo echĂł en cara a Rajoy sus "falsedades" con respecto a las cifras dadas. Llamadas de atenciĂłn ĂŠstas que fueron continuas a lo largo de las casi dos horas de 'cara a cara' que Zapatero y Rajoy mantuvieron en el hemiciclo.

Bono llegĂł incluso a tener que pedir a un ex secretario de Estado de ComunicaciĂłn, el diputado castellano-manchego Fernando Moraleda, y al director de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, asĂ­ como al diputado 'popular' Rafael Hernando, a que se contuvieran en sus expresiones. "ÂĄVaya hombre de Estado!" fue una de las frases que se pudieron escuchar a Moraleda, segĂşn ĂŠl mismo revelĂł despuĂŠs a los periodistas.

AnĂŠcdotas del dĂ­a
Durante su particular 'rifirrafe', Zapatero y Rajoy tambiĂŠn lograron arrancar las risas del auditorio con frases como "usted es como el perro del hortelano: ni apoya ni propone nada" que le dirigiĂł el presidente al dirigente 'popular' o el "le veo a usted de los nervios y lo entiendo" que le soltĂł el jefe de la oposiciĂłn, entre otras.

TambiĂŠn la sesiĂłn estuvo salpicada de alguna que otra anĂŠcdota, entre la que destacĂł la que iniciĂł Rajoy cuando le ha reprochado a Zapatero que los insultos que le habĂ­a dirigido los llevaba "escritos a mĂĄquina". Una frase que Zapatero ha replicado con un "en todo caso a ordenador", lo que ha arrancado las sonrisas de los asistentes.

Durante esta encendida sesiĂłn plenaria, en la que tan sĂłlo se ha podido escuchar con claridad un "estĂĄ loco" que alguien del PP dirigiĂł a Zapatero cuando ĂŠste se referĂ­a a su polĂ­tica de becas, tambiĂŠn ha habido muchos aspavientos por parte de uno y otro bando, sobre todo por parte de los 'populares' cuando el presidente reponĂ­a cada una de las cifras que Rajoy habĂ­a ofrecido con anterioridad.

Rubalcaba, en pie
Y, como suele ser habitual en este tipo de cĂłnclaves, tambiĂŠn las bancadas socialista y 'popular' se 'retaron' en una guerra de aplausos sin parangĂłn que tambiĂŠn hizo que el presidente del Congreso tuviera que pedir silencio en mĂĄs de una ocasiĂłn para no retrasar en exceso el Debate.

Los aplausos que se oyeron en el hemiciclo, al igual que el tono de los ponentes, tambiĂŠn fueron bajando de intensidad a medida que avanzaba el duelo Zapatero-Rajoy, aunque, eso sĂ­, cada una de las intervenciones acababa con las bancadas de uno y otro lado con los diputados puestos en pie.