El arevalense Raúl Martín Ramos, elegido mejor vendedor de la ONCE 2014 en Castilla y León

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, junto al premiado, Raúl Martín Ramos.

Martín Ramos, con discapacidad física, lleva seis años dedicado a la venta del cupón de la ONCE, en la actualidad lo hace en la localidad abulense de Arévalo, y es uno de los 725 vendedores con los que cuentan ahora mismo en Castilla y León.

El arevalense Raúl Martín Ramos ha sido seleccionado como el mejor vendedor de la ONCE del año 2014 en la Comunidad de Castilla y León, un galardón con el que la organización trata de reconocer anualmente el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta de sus diferentes juegos.

 

Raúl, junto a los otros veintiún vendedores seleccionados de todos los puntos de España recibieron los correspondientes galardones, el pasado 6 de febrero, en el transcurso de una cena de gala celebrada en Madrid, en la que estuvieron acompañados por los máximos responsables de la organización, entre ellos el presidente, Miguel Carballeda, y el director general, Ángel Sánchez.

 

Además de la gala, los premiados pudieron disfrutar de todo un fin de semana de convivencia y compañerismo, en el que hubo tiempo para una visita guiada por el Madrid “Del Vanguardismo del Siglo XXI al centro histórico de la Ciudad”; la asistencia al espectáculo teatral 'El Ministro', en el Teatro Cofidis Alcázar; almuerzos y cenas de convivencia; y tiempo libre para su propio disfrute.

 

Reconocimiento institucional a “Buena gente”

 

El lema elegido para la gala de los Mejores Vendedores de la ONCE del año 2014, en su octava edición, fue el de “Buena gente ONCE”, como ya se hiciera en años anteriores, y transcurrió bajo los valores de Cercanía, Simpatía, Solidaridad, Ilusión, Voluntad, Ingenio y Compromiso.

 

Estos son, precisamente, algunos de los valores que la ONCE tiene en cuenta a la hora de seleccionar a aquellos vendedores que han destacado a lo largo del año, además del propio desempeño de su trabajo, su actitud en el puesto, su grado de implicación en la vida institucional de la organización y su compromiso con la labor social.

 

El aspecto más original de la gala fue la conversión del salón donde transcurrió el acto, en un improvisado estudio de radio en el que se desarrollaba un singular programa, en el que se entremezclaron entrevistas, publicidad, reportajes, llamadas telefónicas, regalos sorpresa, etc. En el mismo, bajo la conducción del popular locutor de radio deportiva Juanma Ortega, fueron erigiéndose como auténticos protagonistas de la gala los vendedores y vendedoras premiados.

 

En el transcurso de la misma, se fueron intercalando unas cuñas de humor sobre lo que podría ser el “Oncecálogo” del buen vendedor, realizadas por el conocido humorista Carlos Latre. Con esta ceremonia anual la ONCE pretende hacer un reconocimiento especial a estos trabajadores que han demostrado su esfuerzo durante todo el año.