El Área de la Mujer de IU Ávila critica la reforma de la Ley del Aborto por "atentar contra los derechos de las mujeres"

Mónica Martínez apunta que “deja en una posición de desprotección a una minoría de adolescentes que, por situaciones límite, se verán abocadas a un aborto clandestino”.
La responsable del Área de la Mujer de IU Ávila considera que “las medidas que el PP está poniendo en marcha no hacen sino acrecentar la desigualdad entre hombres y mujeres”.

El Área de la Mujer de Izquierda Unida de Ávila valora de “reaccionaria y patriarcal” la proposición de Ley Orgánica del Gobierno del Partido Popular para introducir la obligatoriedad del consentimiento paterno y materno para las menores de 16 y 17 años que quieran interrumpir voluntariamente su embarazo.

 

Una reforma que, “además de adoptarse a hurtadillas, eludiendo informes legales preceptivos y desoyendo el clamor social y las movilizaciones de la sociedad”, pone en entredicho “la capacidad de las mujeres para decidir algo tan importante como es la maternidad, imponiendo una maternidad forzada”.

 

Para Mónica Martínez, secretaria del Área de la Mujer de Izquierda Unida de Ávila, la reforma introducida por el Partido Popular, “no sólo no responde a una necesidad urgente”, dado que actualmente sólo el 0,4% de las interrupciones de embarazo se realizaron sin el consentimiento paterno y materno, sino que “atenta contra los derechos fundamentales de las mujeres, modificando de manera restrictiva la actual Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo”.

 

Es por ello que desde Izquierda Unida de Ávila se aboga por “ampliar” los derechos reconocidos en el texto vigente actual para que se reconozca la despenalización total del aborto voluntario, eliminando su actual penalización en el Código Penal y asegurando la plena capacidad de las mujeres, incluyendo las jóvenes, para tomar decisiones sobre su maternidad y sobre sus vidas.

 

Y es que para la responsable del Área de la Mujer de Izquierda Unida de Ávila “esta reforma deja desprotegidas a una minoría de adolescentes muy vulnerables, debido a situaciones límite, con circunstancias familiares muy graves, en muchos casos víctimas de violencia y abusos sexuales, que se verán abocadas a un aborto clandestino y a poner en riesgo su salud y su vida”.

 

Para IU las medidas que actualmente está desarrollando el Partido Popular en materia de igualdad “no hacen sino afianzar y fortalecer la cultura machista y patriarcal, alejando con ello a la sociedad de lo que debería ser el verdadero objetivo, que es erradicar la discriminación contra las mujeres”.

 

En este sentido Mónica Martínez recuerda que el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre igualdad de género “dejó en evidencia la situación de grave retroceso en cuanto a las propuestas políticas y los avances conseguidos en los últimos decenios en materia de igualdad entre hombres y mujeres, resultado de las medidas de carácter político y legislativo tendentes a profundizar en la brecha de discriminación contra las mujeres”.