El aparcamiento de Javier Iglesias provoca el caos en el recinto ferial de Salamanca

Imagen del recinto en la que se muestra el espacio que se 'ha robado' al aparcamiento (Foto: Chema Díez)

El párking que construyó la Diputación de Salamanca con motivo de la feria Agropecuaria se ha convertido en un problema para los tratantes. Las quejan han llegado porque éste ocupa mucha superficie y su uso se reduce a cinco días al año. Las vallas también impiden entrar a los camiones.

El párking que se ha inventado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, para su uso cinco días al año (Feria Agropecuaria) ya ha provocado los primeros problemas en la entrada de los camiones al recinto para iniciar el funcionamiento del mercado de ganado.

 

La gran afluencia de ganado (3.700 animales) ha provocado un embotellamiento de los camiones en la entrada al no poder aparcar en el espacio en el que antes sí podían y que reduce en un porcentaje muy elevado la superficie donde estaciones los vehículos.

 

 

Así, en una jornada como ésta, en la que la afluencia ha sido de récord, casi a las 10.00 horas había camiones intentado entrar en el recinto para presentar las aguías y poder descargar el ganado. Incluso pasadas las 10.30 horas, había vehículos que aún no habían podido 'exponer' sus animales en el recinto para el que se habilitó una nueva nave.

 

De este modo, y según las quejas de varios tratantes y ganaderos a este diario, es una realidad visible que el aparcamiento realizado por la Diputación de Salamanca impide el correcto desarrollo de la jornada del mercado de ganado.

 

Pasadas las 10.30 horas, los tratantes seguían descargando animales (Foto: Chema Díez)

 

De hecho, mucho profesionales indican que la idea de vallar el aparcamiento "es absurda" porque impide el aparcamiento de los camiones y restan superficie al recinto, cuando con pintar las líneas que delimitan cada plaza "hubiese sido suficiente".

 

No hay que olvidar que la Diputación gastó 89.000 euros en un aparcamiento que ya da sus primeros problemas.

 

Espaco 'robado' por un párking que se usa cinco días al año