El Antiguo Testamento centró la segunda jornada de 'Misericordiosos como el Padre' en el CITeS

Los doctores José Manuel Sánchez Caro, Elisa Estévez, Bruno Moriconi y Luis Barriocanal fueron los encargados de pronunciar las ponencias.

'El rostro misericordioso de Dios en el Antiguo Testamento' fue el tema de la segunda jornada del Congreso 'Misericordiosos como el Padre' que se está desarrollando en la Universidad de la Mística de Ávila.

 

José Manuel Sánchez Caro, Licenciado en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma y Doctor en Teología por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma (1976), presentó la interesante relación entre Justicia y Misericordia, puntualizando lo indispensable del amor y la misericordia en el caminar del hombre.

 

La Dra. Elisa Estévez López, Doctora en Teología por la Universidad de Deusto (Bilbao), licenciada en Ciencias Bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma y Profesora Titular del Departamento de Sagrada Escritura e Historia de la Iglesia de la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid) desarrolló lo que se conoce como la 'fórmula de gracia', contenida en el libro del Éxodo del Antiguo Testamento. La Dra. Estévez indicó que la misericordia precede a la Justicia.

 

El Dr. Bruno Moriconi, carmelita descalzo italiano, docente de ciencias bíblicas en el 'Teresianum' de Roma (del cual ha sido presidente del 2000 al 2003), del Pontificia Urbaniana y del Instituto Internacional de Teología Pastoral Sanitaria (Camilianos) de Roma versó su ponencia sobre la Misericordia en los salmos, subrayando que el tema de la misericordia aparece innumerables veces en los salmos. Especialmente se refirió al salmo 136 donde la palabra misericordia aparece 26 veces. Hay una relación entre el nombre de Yahveh y la misericordia ya que dicen los salmos, refiriéndose a Dios, que su nombre es misericordia.

 

El Dr. José Luis Barriocanal Gómez, actualmente profesor Catedrático de Sagrada Escritura y Vicedecano de la Facultad de Teología del Norte de España, Sede de Burgos, desde el 2011, trató en un primer momento sobre la ambiguedad del rostro misericordioso de Dios en los libros proféticos, la unidad del libro de los doce y de la relectura de la 'fórmula de gracia'.  Por un lado se acentúa la misericordia de Dios al mostrar que no abandona a Israel.  Por otro, se señala que quienes hayan pecado pagarán por su culpa (cf. Ex 32,33). Y, así concluye: “El Señor castigó al pueblo por el becerro que había hecho Aarón” (Ex 32,34).

     

El día culminó con el taller de Lectio Divina dirigido por el Dr. Secundino Castro, quien guió un análisis del evangelio de Juan, capítulo 20, versículos 1-18. Señaló la importancia de hacer una lectura detenida del texto con perspectiva fundada en la Biblia. Por ejemplo indicó los datos de la resurrección en el texto señalado comparándolos con momentos del 'Cantar de los Cantares'.

Noticias relacionadas