El ánimo de venganza contra Francia anima a una España embalada

La selección española de baloncesto puede dejar virtualmente sentenciado su primer puesto en el Grupo A de la Copa del Mundo este miércoles.

 

FICHA TÉCNICA:

 

ESPAÑA: Rubio, Navarro, Rudy Fernández, Pau Gasol y Marc Gasol -posible quinteto inicial--; Sergio Rodríguez, Llull, Calderón, Claver, Ibaka, Reyes y Abrines.

 

FRANCIA: Heurtel, Batum, Gelabale, Diaw y Lauvergne -posible quinteto inicial--; Diot, Kahudi, Jackson, Tillie, Fournier, Pietrus y Gobert.

 

ÁRBITRO: Cerebuch (ITA), Latisevs (LET) y Vázquez (PUR).

 

PABELLÓN: Palacio Municipal de Deportes de Granada.

 

HORA: 22.00/Cuatro.

La selección española de baloncesto puede dejar virtualmente sentenciado su primer puesto en el Grupo A de la Copa del Mundo este miércoles, cuando jugará contra Francia (22.00/Cuatro) en la cuarta jornada, un partido con aroma de venganza después de la eliminación en el pasado Eurobasket, torneo al que España acudió con un equipo de circunstancias, como le sucede en esta ocasión a su rival, privado de jugadores como Tony Parker, Joakim Noah o Nando de Colo.

 

No ha pasado ni un año de aquella semifinal europea en el Stozice Arena de Ljubljana y España ya dispone de su primera oportunidad de 'vendetta' en un escenario muy diferente en todos los sentidos: juega con el impulso del anfitrión y las dos plantillas han experimentado cambios sensibles, pero en sentido opuesto.

 

Pau Gasol, Juan Carlos Navarro o Serge Ibaka no participaron de aquella derrota en la prórroga (72-75) que bajó a España del trono continental después de dos Europeos consecutivos ganando el oro. Tony Parker, autor de 32 puntos, fue el verdugo aquel día, pero en esta ocasión los ausentes son él y Joakim Noah, mejor defensor de la última temporada en la NBA, además de un arma ofensiva como es De Colo, lesionado justo antes de la Copa del Mundo.

 

Los galos, a la postre campeones de Europa superando en la final a Lituania, se tomaron en Eslovenia su particular revancha de lo ocurrido en los Juegos Olímpicos de Londres, donde España le apeó en cuartos de final (66-59). Aquel partido finalizó de mala manera con un puñetazo de Nico Batum a Navarro y este miércoles ambos volverán a encontrarse sobre la cancha.

 

Para el vigésimo sexto duelo oficial entre vecinos (España domina los precedentes por 19-6), Juan Antonio Orenga dispone de toda su artillería y perfectamente a punto, como demostró ante Brasil en el primer compromiso serio del torneo. Especialmente motivado y en forma se está viendo a Pau Gasol, máximo anotador del torneo (23.7 puntos por partido) y letal en todas las facetas, incluida la línea de 6,75 metros, como demostró ante Brasil.

 

El repaso al trío NBA Splitter-Varejao-Nené confirmó que España dispone del juego interior más demoledor del torneo, sensación que avala la estadística, ya que es el equipo más reboteador del torneo con 43.3 captura de media, diez más que Francia. Por fuera, Navarro, Rudy y Llull han exhibido acierto cuando se les ha necesitado, mientras que el trío de bases parece ir asumiendo el reparto de roles pensando en el beneficio del equipo.

 

De esta forma, España se antoja favorita ante un rival que, siempre avalado por su físico, tiene a Batum y a Boris Diaw como mejores hombres y el carácter guerrero de Joffrey Lauvergne, máximo anotador (11.3) y reboteador (5) del equipo, sobresaliendo en un combinado 'bleu' que viene de perder con Brasil (63-65) y ganar a Serbia (74-73), partidos donde demostró su capacidad competitiva.