El 'ángel rubio' es hija de una pareja gitana búlgara

María, con la pareja griega con la que vivía

Lo han confirmado las pruebas de ADN. Su madre dice que estaba en Grecia en la recolección de la aceituna cuando dio a luz y como no podía mantener a la niña la entregó. 

Una pareja gitana búlgara son los padres biológicos de la niña rubia de 4 años encontrada en un campamento de gitanos en Grecia la semana pasada, según han confirmado los resultado de ADN que se han publicado este viernes, resolviendo así un misterio que ha tenido repercusión mundial.

 

"Las pruebas de ADN han confirmado que una pareja gitana búlgara, Sashka Ruseva y Atanas Rusev, son los padres biológicos de la misteriosa niña María", ha revelado este viernes el portavoz del Ministerio del Interior búlgaro, Svetlozar Lazarov, citado por los medios locales.

 

"Estamos trabajando en el caso con nuestros colegas griegos bajo la dirección de la oficina del Fiscal General búlgaro", ha precisado.

 

La pareja residía en la localidad de Nikolaevo, en la región de Stara Zagora, en el centro del país, pero ayer fue trasladada a Sofía junto a tres de sus hijos. La mujer ha relatado que dio a luz a una niña hace cuatro años mientras estaba en Grecia trabajando en la recolección de aceitunas pero entregó a la niña porque no podía mantenerla.

 

La niña de 4 años, llamada María y a la que los medios griegos han bautizado como "el ángel rubio", fue encontrada la semana pasada escondida debajo de una manta en un asentamiento gitano en el centro de Grecia.

 

Las pruebas de ADN revelaron que la pareja gitana con la que vivía no eran sus padres biológicos. María se encuentra actualmente bajo el cuidado de una organización caritativa griega.