El anfitrión, nuevo test de España en el Eurobasket

La rotación, especialmente en el juego interior con Marc Gasol, es uno de los problemas del equipo de Orenga.

 

 

FICHA TÉCNICA

 

ESLOVENIA: G.Dragic, Z.Dragic, Blazic, Balazic y Begic --posible cinco inicial--; Slokar, Lakovic, Joksimovic, Muric, Nachbar, Lorbek y Vidmar.

 

ESPAÑA: Rubio, Calderón, Fernández, Claver y Gasol --posible cinco inicial--; Rodríguez, Llull, San Emeterio, Mumbrú, Aguilar, Gabriel y Rey.

 

 PABELLÓN: Celje Arena.

 

HORA: 21.00/Cuatro.

La selección española de baloncesto disputará este jueves (21.00 horas/Cuatro) su segundo partido en el Eurobasket ante la anfitriona Eslovenia, después de que ambas selecciones lograsen vencer en sus respectivos estrenos a Croacia y la República Checa.

 

Los pupilos de Juan Antonio Orenga solventaron con nota su primer compromiso ante Croacia, a la que aplastaron por 68-40 en un encuentro muy sólido, en el que la defensa española acabó por devastar a una Croacia cándida.

 

Sin embargo Eslovenia, con el apoyo de su público, aparece inmediatamente en el horizonte dispuesta a evitar que España se pasee por el grupo C de competición, que se disputa en Celje. El equipo de Boza Maljkovic venció con muchos problemas a la frágil República Checa en su debut (60-62), en un partido en el que le pudo la presión, pero afrontará el duelo ante España sin nada que perder.

 

Su estrella, el base de los Phoenix Suns Goran Dragic, será un duro escollo para los bases españoles, una de las grandes bazas con las que cuenta el combinado de Orenga. Sin embargo, la falta de experiencia competitiva podría pesar en un duelo exigente.

 

Pese a disponer del 'gigante' Mirza Begic, exjugador del Real Madrid, Eslovenia tiene problemas en partidos físicos y ante defensas de nivel. En contextos más rápidos, el nuevo alero del FC Barcelona Bostjan Nachbar podría ser muy peligroso para España, especialmente por el puesto que ocupa, el de 'tres alto', ante el que los quintetos pequeños de Orenga podrían tener dificultades.

 

El test de jugar ante el anfitrión y posiblemente el rival de más potencial que le resta en el grupo debe servir a España para confirmar el deseo de Orenga antes de comenzar, lograr dos victorias que den confianza de cara al resto de partidos y puedan marcar más la rotación, especialmente para Marc Gasol, en un campeonato de muchos partidos en pocos días.

Noticias relacionadas