El alcalde de Solosancho pide refuerzos de la Guardia Civil ante la oleada de robos en la zona

Benito Zazo critica la impunidad con la que actúan los autores de los robos y señala que el aumento de éstos coincide con la drástica disminución de los agentes encargados de prevenir la delincuencia en el municipio.

El alcalde de Solosancho, Benito Zazo, ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno un aumento del número de efectivos de la Guardia Civil que patrulla en el municipio para dar respuesta y acabar con la creciente oleada de robos que se está produciendo tanto en el propio municipio como en otros del entorno, lo que ha creado una “preocupante alarma social”.

 

Aunque los delincuentes llevan actuando desde hace unos cuatro años en la zona, ha sido en el último año y medio cuando se ha advertido un incremento de los robos en domicilios, garajes, corrales y fincas, según ha explicado el alcalde, quien ha puesto de manifiesto que la acentuación de los hechos delictivos “coincide con la drástica reducción de los agentes de la Guardia Civil que patrullan en el municipio, según la percepción de los vecinos”.

 

Zazo ha subrayado también la “alarma generalizada” entre los vecinos, que sienten “impotencia” ante una circunstancia que afrontan “con la lógica vulnerabilidad y el temor a ser las siguientes víctimas de un grupo de delincuentes que, de acuerdo con la percepción de la mayoría, está actuando con una inexplicable impunidad y una libertad de movimientos a la que debe poner coto la Subdelegación del Gobierno”.

 

El alcalde ha manifestado que “la gota que ha colmado el vaso y ha convertido la situación en insostenible e inaguantable” se ha producido en la noche del 6 al 7 de mayo, en plena celebración de las fiestas patronales, cuando se registraron dos robos consecutivos en hogares aprovechando que los propietarios de las viviendas se encontraban en la plaza disfrutando de los actos organizados por el Ayuntamiento.

 

En esta ocasión, el botín de los delincuentes fue joyas y dinero en efectivo, lo que ha dado lugar a la correspondiente denuncia por parte de los afectados, que se suma a las decenas de denuncias interpuestas con anterioridad ante la Guardia Civil sin que hasta el momento haya habido respuesta satisfactoria por parte de la Subdelegación del Gobierno, según Benito Zazo.

 

El alcalde ha significado que “la tensión entre los habitantes es cada vez mayor”, hasta el punto de que desde el Ayuntamiento se está procurando disuadir a los vecinos de que adopten sus propias medidas para protegerse.

 

El alcalde ha recordado que a finales de 2015, tanto en una entrevista personal como por escrito, puso esta situación en conocimiento de la Subdelegada del Gobierno y del Teniente Coronel de la Comandancia de Ávila, obteniendo como contestación una relación estadística de los últimos años y algunas recomendaciones generales.

 

Por ello, Benito Zazo ha insistido en la necesidad de que, desde la Subdelegación del Gobierno, se proceda a aumentar los medios materiales y humanos actualmente existentes en el municipio y el Valle Amblés para garantizar la seguridad ciudadana y desactivar al grupo organizado responsable de las oleadas de robo en la zona.