El alcalde de La Adrada denuncia la reducción del horario de autobuses que conecta Ávila con el Alto Tiétar

Roberto Aparicio: “La merma de servicios es un atentado contra el mundo rural y no se puede mirar hacia otro lado”. Asimismo, anuncia que el PSOE luchará por el mantenimiento de servicios para los abulenses.

 

Roberto Aparicio ha afirmado que “defenderemos siempre la igualdad de derechos entre el mundo rural y la capital. Los ciudadanos de los pueblos no tienen por qué ver mermados los servicios con los que cuentan porque éstos son los mínimamente justos para poder seguir apostando por vivir en estas localidades”.


El también alcalde de La Adrada, ha llevado a cabo en nombre del Grupo Socialista la primera medida para defender el mantenimiento de los horarios de los autobuses de la línea que cubren el trayecto Ávila-Alto Tiétar así como las conexiones con Madrid. En la comisión de Desarrollo Rural de la Diputación Provincia, “hemos pedido la implicación absoluta de la institución en la defensa de los intereses y derechos de los abulenses, y en general, en el mantenimiento de un transporte de viajeros digno y acorde con las necesidades de los habitantes del mundo rural. No sólo para los usuarios del Alto Tiétar sino para los de toda la provincia” afirma Aparicio añadiendo que “para ello es evidente que se necesita, además de voluntad política, un apoyo económico. Por eso, los socialistas pedimos que se tenga en cuenta este problema para que se incluya una partida en el proyecto de presupuestos para el próximo año”.


Roberto Aparicio, tras resaltar los problemas que puede suponer para Pedro Bernardo, Gavilanes y Mijares la pérdida de los autobuses en sus municipios, considera que “las instituciones no pueden mirar a otro lado. Por eso, tanto desde el Ayuntamiento de La Adrada a través de nuestro equipo de gobierno, como los socialistas en la Diputación, seremos reivindicativos y exigentes para evitar que nuestros vecinos se vean afectados por esta reducción de horarios y pérdida de servicios que supone, entre otras cosas un freno para el buen desarrollo de nuestros pueblos.