El Alcalde de Candeleda defiende la privatización del servicio del agua

En el centro José Mª Monforte, en pleno. Imagen de archivo

El Alcalde de Candeleda, José María Monforte, afirma que “como máximo responsable de la localidad respeto y tengo en consideración a las personas que se han manifestado en Candeleda”, aunque ha querido explicar su punto de vista sobre el agua.  Según los datos facilitados por las fuentes oficiales cifran entre 300 y 500 personas a los manifestantes, pero el primer edil afirma que “más del 40% de ellos eran personas de fuera de la localidad”.

Monforte afirma que “debemos tener en cuenta lo que piden los manifestantes. Pero siempre analizando de dónde vienen sus protestas, ya que se hace desde una ideología política determinada”. Pero al mismo tiempo sostiene que nunca se ha buscado la confrontación.

 

Para él, tanto los miembros de la plataforma  como los grupos de la oposición, “están comunicando cuestiones que no se ciñen a la verdad; entre ellas, que la empresa no va a robar ni a subir los precios a saco”. El Alcalde afirma que una vez analizadas las plicas presentadas por las empresas que han participado en el concurso “los precios pueden aumentar entre un 2 y un 3% en el año 2014, lo que supondrá un euro por factura”.

 

Otra de las cuestiones por las que se quejan los ciudadanos es por la privatización del agua. Monforte asegura que “el agua es de dominio público, como marca la Constitución, y seguirá siendo de titularidad municipal”. La empresa que gane el concurso será “colaboradora pero estará bajo la autoridad municipal. Lo que hará será preparar programas y planes de gestión más eficaz del agua”.

 

Asimismo, el edil candeledano afirma que “o se ha querido entender que nosotros consideramos el agua como un recurso social y público muy importante. Pero no sólo para consumo humano, sino que también hay que aprovecharles para generar puestos de trabajo; cuidar el turismo (hoteles, camping y casas rurales) y la agricultura (pimentón, la ganadería caprina, el queso) que son importantes para la localidad”.

 

Monforte señala que el equipo de gobierno que preside ha tenido que hacer esto ahora porque “en más de 30 años de gobiernos municipales, tanto de PP como de PSOE, no se ha hecho nada por arreglar los problemas del agua de la localidad”. La captación de agua está obsoleta, no existe una estación de tratamiento de agua potable, si el lecho filtrante a veces no funciona como debería y no hay otro para sustituirlo, se producen perdidas del 85% del agua clorada, en 58 calles hay tuberías de fibrocemento que es un elemento cancerígeno;  y en las redes de distribución se mezcla el agua de riego, con las aguas fecales y la fluvial. Es necesario realizar cuanto antes estos cambios porque desde la Confederación Hidrográfica del Tajo como desde la Consejería de Fomento “nos piden que arreglemos cuanto antes esta situación”.

 

Uno de los problemas que existen, según José Mª Monforte, es que la depuradora de agua no depura todas las aguas de Candeleda y esa agua no sirve para regar. Cuando eso sucede unas 80 hectáreas de la zona conocida como “de la mesa” tienen problemas. Es una zona en la que hay plantado pimentón, tabaco, maíz y productos de la huerta. Por tanto, “tenemos que dar una respuesta ya porque desde el consistorio se ha invertido en otras cosas”.

 

El actual edil acusa a José Antonio Pérez Suárez y a E. Miguel Hernández Alcojor de dar concesiones de agua irregulares, “las últimas en el mes de mayo de 2011, que se concedieron 150 concesiones, de las cuales algunas no están pagando y otras no se conoce exactamente a quién corresponde la concesión”. Además, este tipo de concesiones se han hecho siempre en época electoral.

 

En cuanto a la “privatización” que señalan los manifestantes, no es tal porque en la actualidad el 70% del servicio del agua ya está privatizado “los recibos los emite el organismo autónomo de recaudación, la lectura de los contadores la hace otra empresa, las obras las hacen también empresas privadas”.

 

Por tanto, ahora “solo estamos buscando una empresa que mejore todo eso” y desde el Ayuntamiento se hace con otros servicios. En estos momentos debido a la Ley de Estabilidad Presupuestaria “los Ayuntamientos hemos visto reducida nuestra capacidad de financiación y la inversión en el tema del agua requeriría de entre 6 y 7 millones de euros”, Monforte añade que “el sistema municipal es público y va a seguir siendo público, pero es deficitario ya que tiene un 20% más de gastos que de ingresos”

 

Concurso público

 

Al concurso público se han presentado cinco empresas; cuando se abrió el primer sobre (correspondiente a la documentación) dos de ellas no habían aportado toda la documentación y se les dio un plazo para subsanarlo.

 

El segundo sobre, correspondiente a sus programas, no son evaluables matemáticamente sino que tuvo que hacer con técnicos. Una de las empresas presentó un recurso a uno de los ingenieros porque estuvo trabajando en una de las empresas que se presentaban. El citado ingeniero presentó la documentación que se le requería y no cabe recurso porque trabajo en la matriz de Aqualia, pero hace 11 años, y la ley estable sólo dos años de incompatibilidad. Por tanto, tanto la Junta de Gobierno del consistorio como la mesa de contratación lo desestimaron. En la actualidad el proceso se ha llevado al Consejo Consultivo porque tres de las empresas no habían ofertado un almacén, y se ha presentado un recurso especial de contratación, para que valoren como continuar con el proceso.

 

Pero Monforte afirma que INPROJOSA, la empresa que ha presentado los recursos, lo ha hecho “porque alguno de los miembros de la mesa de contratación le esta filtrando datos para que ponga los recursos”. Entre ellos ha citado a Felipe Garro y José Antonio Pérez Suárez, “a los que acusa de deslealtad hacia el Ayuntamiento”.

 

Desde el equipo de Gobierno quieren lo mejor para Candeleda y el alcalde afirma que “soy partidario de lo privado y de lo público, indistintamente, siempre que favorezcan al interés general, y opino que estos puntos de vista son postulados de ideología política”.

 

En cuanto a la concesión por 30 años el principal responsable del consistorio afirma que “es un tema que podría negociarse con la empresa. Pero se requiere de unas inversiones millonarias, que un pueblo pequeño no puede realizar, y que se tardan en amortizar. Por eso, cuando la inversión es grande se suelen hacer concesiones por muchos años, para financiar la inversión”.

 

Aunque añade que no entiende el problema del tiempo si “cuando Pérez Suárez era alcalde (en el año 1989) se concedió a la Fundación Blanch la explotación de 4 hectáreas de terreno por 30 años (hasta 2019) para poner en marcha un centro de interpretación de la naturaleza, y aunque se abandonó el proyecto todavía continúan con la explotación de las tierras. Es algo que el equipo de gobierno va a recuperar, no sé porque se quejan”.

 

Para finalizar José Mª Monforte añadió que los anteriores gobiernos “tanto del PP como del PSOE han sido nefastos para Candeleda. Su visión ha sido sectaria y no han tenido visión suficiente para trabajar por la localidad. Han sido penosamente incapaces, por eso, nos encontramos como nos encontramos”.