El agua se erigió en protagonista de la noche de San Juan y obligó a posponer la hoguera de La Toledana

Hoguera de San Juan realizada en la plaza del Teniente Arévalo de Ávila.

A pesar de que al final del día las lluvias desaparecieron, el intenso chaparrón caído sobre la capital abulense propició que la hoguera de San Juan que estaba programada para realizarse en el polideportivo de La Toledana tuviera que suspenderse hasta la noche de ese miércoles, mientras que las hogueras de la plaza de Teniente Arévalo y La Aldea del Rey Niño sí ardieron.

Un buen número de personas se congreagaron esta pasada madrugada en torno a las tradicionales hogueras de San Juan, en este caso las celebradas en la plaza del Teniente Arévalo de la capital abulense y en la del barrio anexionado de La Aldea del Rey Niño, ya que la hoguera principal, que desde el año pasado se celebra en el polideportivo Pedro García Andrino, del barrio de la Toledana, donde además estaba programada una actuación musical de una orquesta, fue pospuesta para la noche de hoy miércoles debido fundamentalmente a la gran cantidad de agua que cayó a lo largo de toda la tarde por la tormenta.

 

Tras la celebración de ambas hogueras, según han informado desde los servicios de Emergencias de Ávila, se cerró la jornada sin incidentes que reseñar, a la espera de que esta noche La Toledana acoja la hoguera principal a las 22,00 horas, así que este año la noche de San Juan se alargará un día.